Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Conmemoran aniversario de asesinato de Arzobispo Romero

Panamá, 25 mar (EFE).- La Iglesia Católica, autoridades diplomáticas y de la Universidad de Panamá participaron hoy en la capital panameña en un acto de conmemoración de los 33 años del asesinato del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero.


Publicidad

El acto, organizado por la embajada de El Salvador en Panamá, tuvo lugar ante un busto de Romero en el paseo de la Cinta Costera en la Avenida Balboa, en la capital, ante el cual se colocó una ofrenda floral.

El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, elevó una oración en memoria de Romero, con la presencia de unas 50 personas y del rector de la Universidad de Panamá, Gustavo García de Paredes y el embajador salvadoreño, Efrén Arnoldo Bernal.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador mientras pronunciaba una misa, un crimen que todavía 33 años después sigue impune.

Su asesinato se produjo cuando estaba por estallar la guerra civil que se prolongó hasta 1992.

La Comisión de la Verdad que investigó los crímenes cometidos durante la guerra civil de El Salvador indicó en su informe, hace 20 años, la “plena evidencia” de la complicidad en el asesinato de Romero del ya fallecido Roberto D’Aubuisson, fundador de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), partido que gobernó el país entre 1989 y junio de 2009.

Sin embargo, una Ley de Amnistía aprobada también en 1993, un año después de los Acuerdos de Paz que en 1992 pusieron fin a la guerra civil, dejó en la impunidad el crimen del jerarca católico y otros delitos de lesa humanidad.

En un nuevo intento por acabar con esa impunidad, organismos locales de derechos humanos pidieron el pasado miércoles a la Corte Suprema de Justicia que declare inconstitucional la Ley de Amnistía, que protege crímenes cometidos por militares y guerrilleros.

La Corte Suprema y el Parlamento salvadoreños han rechazado en años anteriores derogar la Ley de Amnistía.

La guerra civil salvadoreña dejó un saldo de 75.000 personas muertas, 8.000 desaparecidos y 12.000 lisiados.

El Vaticano abrió en 1994 el proceso de beatificación de Romero, a quien muchos latinoamericanos llaman “San Romero de América”, pese a que aún no ha sido beatificado.

La Iglesia católica salvadoreña ha expresado su optimismo en que el papa Francisco, primer pontífice argentino y latinoamericano, beatifique pronto a Romero. EFE

fa/lbb/acb

Sitio web imagen: .laprensademn.com/