Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Usan tejido fetal para iluminar casas en Oregon

Una comisión de Oregon ordenó que un incinerador dejara de recibir desechos médicos empaquetados para generar electricidad tras enterarse de que los residuos que han estado quemando pueden incluir tejidos de fetos procedentes de abortos en Columbia Británica, Canadá.

PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) — Una comisión de Oregon ordenó que un incinerador dejara de recibir desechos médicos empaquetados para generar electricidad tras enterarse de que los residuos que han estado quemando pueden incluir tejidos de fetos procedentes de abortos en Columbia Británica, Canadá.


Publicidad

Sam Brentano, presidente de la junta de comisionados del condado Marion, dijo el miércoles por la noche que el organismo tomó medidas inmediatas para prohibir futuras entregas de tejido humano en la planta que desde 1987 convierte desechos en energía.

“Damos un servicio importante a los ciudadanos de este estado y sería grave que este programa se pusiera en peligro debido a este hallazgo”, dijo en un comunicado. “Creemos que nuestro decreto excluye el uso de este tipo de material en la planta conversión de desechos en electricidad. Tomaremos medidas inmediatas para asegurar que se prohíba el uso de tejidos humanos en entregas futuras”.

Kristy Anderson, vocera del Ministerio de Salud de Columbia Británica, dijo a The Associated Press que autoridades regionales de salud tienen un contrato con una empresa que envía desechos biomédicos, como tejido fetal, tejido canceroso y miembros amputados, a Oregon, donde es incinerado en la planta de producción de energía.

El periódico B.C. Catholic, con sede en Vancouver, identificó la planta como Covanta Marion, ubicada en Brooks, Oregon. Cuando la AP preguntó sobre el hecho el miércoles, un representante de la planta dijo que desconocían en los cargamentos que llegan de Canadá u otros lugares hay tejido humano.

La planta es propiedad de Covanta en sociedad con el condado Marion. De acuerdo con su cibersitio, procesa 550 toneladas de desechos sólidos municipales y genera más de 13 megawatts de energía que vende a General Electric de Portland.

El condado Marion estima que la planta procesa unas 700 toneladas de desechos médicos procedentes del condado al año y unas 1.200 procedentes de otros sitios, que son un porcentaje mínimo del total que se incinera. Los desechos que proceden de fuera del condado deben pagar una cuota más alta.

La vocera del condado Jolene Kelley dijo que los desechos médicos están incluidos en el programa desde hace tiempo pero los comisionados nunca tuvieron indicios de que entre ellos hubiera tejidos fetales.

“Nos enteramos de eso hoy”, dijo.

Los comisionados no explicaron por qué creen que los desechos médicos enviados a la planta no deben contener tejido fetal.

Dado que ignoraban que contenían los cargamentos sellados, los comisionados decidieron suspender la recepción de todo tipo de desecho médico, dijo Kelley. Prepararon una audiencia de emergencia para el jueves en la que pueden reelaborar una ordenanza para especificar qué tipo de material se puede aceptar.