Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vaticano y lefebvrianos mantuvieron reunión para la reconciliación

Vaticano. Foto de Archivo, La República.

Ciudad del Vaticano, 23 sep (EFE).- El prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwig Muller, y el superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (lefebvrianos), Bernard Fellay, mantuvieron hoy una reunión en el Vaticano, informó la Santa Sede.


Publicidad

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, recordó que “hacía mucho tiempo que no existían contactos”, por lo que la reunión de hoy es testimonio de “la intención de llegar a un acuerdo que consienta la vuelta a la plena comunión” de los lefebvrianos con la Iglesia católica.

Este grupo, fundado por el fallecido arzobispo francés Marcel Lefebvre en 1970 y que no reconoce las novedades introducidas en el Concilio Vaticano II, desató en 1988 un cisma en la Iglesia católica cuando su fundador ordenó sin permiso de Juan Pablo II a cuatro obispos, uno de ellos Fellay.

“Durante el encuentro se han examinado algunos problemas de orden doctrinal y canónico y se ha acordado proceder gradualmente y en un tiempo razonable para superar las dificultades y se ha deseado que se llegue a la plena reconciliación”, se lee en un comunicado emitido tras la reunión, calificada de cordial, por el Vaticano.

En la reunión también estuvo presente el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el español Luis Ladaria Ferrer y el secretario de la Comisión Pontifica Ecclesia Dei, que se ocupa de este tema, Guido Pozzo.

El primer paso de acercamiento tras el cisma se produjo cuando Benedicto XVI liberalizó en 2007 la misa con el llamado “rito tridentino”, en latín y de espaldas a los fieles y la única que reconocen los seguidores de Lefebvre, y levantó las cuatro excomuniones de los obispos nombrados, entre ellas la de Fellay.

En 2012 tras algunas reuniones, el Vaticano entregó a los lefebvrianos un “preámbulo doctrinal” un documento con las condiciones para regresar a la Iglesia de Roma y estos anunciaron que habían comenzado una fase de acercamiento a la Iglesia católica, pero el dialogo se interrumpió en estos años.

Sobre todo porque la Fraternidad Sacerdotal San Pío X aún no ha dado marcha atrás de sus posiciones respecto al Concilio Vaticano II, al que consideran una “herejía” y que rechazan totalmente.

Para evitar mayores polémicas, en octubre de 2012 expulsaron a uno de sus obispos, Richard Williamson, quien en unas declaraciones había negado la existencia del holocausto judío.

Los lefebvrianos cuentan con cuatro obispos, cerca de medio millar de sacerdotes y más de 200.000 fieles repartidos por todo el mundo. EFE