Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fuerte oleaje causa destrozos en más de 15 viviendas de Manabí

Crucita (Manabí).- La Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), coordina acciones de respuesta para los afectados ante el oleaje suscitado en Los Ranchos de la parroquia Crucita, cantón Portoviejo, moradores sufrieron los embates de las olas que provocaron graves daños a varias viviendas. (SGR)

Quito, 26 dic.- Al menos tres casas resultaron destruidas y otras 15 dañadas por el fuerte oleaje que se presentó en una zona costera de Ecuador, informó hoy la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).


Publicidad

Aunque no se ha informado de víctimas, la SGR indicó que coordina acciones con otras instituciones para atender la situación causada por el oleaje en la parroquia Crucita, en la provincia costera de Manabí (oeste).

Según un primer informe de la Secretaría, “hay 15 viviendas afectadas, tres de ellas destruidas”, mientras que sus moradores han acudido a casas de familiares y son atendidos por personal de las instituciones de asistencia.

“Los afectados son quienes construyeron sus viviendas sobre la playa, en zona de riesgos”, señala el informe de la SGR al recordar que en 2011 se estableció una normativa que prohibía la edificación de viviendas en esos sectores.

Asimismo, la Secretaría recomendó a las autoridades municipales que reubiquen las viviendas de las familias afectadas que “viven en riesgo continuo” por edificar sus casas en zonas vulnerables.

La coordinadora zonal de la SGR, Orfa Cabezas, indicó que es necesario la reubicación de las viviendas de las zonas de riesgo, porque “el mar continuará ocupando su espacio”.

De su lado, el Instituto Oceanográfico de la Armada ecuatoriana (Inocar) informó que el periodo de oleaje se mantiene con vientos intensos del sur y norte del océano Pacífico, con olas que se desplazan hacia el continente.

Ese Instituto tenía previsto que desde el martes anterior prevalecieran oleajes que se originen en la zona norte del Pacífico, con olas de una altura promedio de 1,5 metros, con una frecuencia de entre 12 y 18 segundos.

El Inocar esperaba para esta época un mar “ligeramente agitado”, por lo que recomendó a la población a estar atenta a las medidas de seguridad establecidas por las autoridades.

La situación de oleaje coincide con el desplazamiento de miles de personas a los balnearios de las costas ecuatorianas, al aprovechar el periodo festivo por Navidad, que concluirá el próximo domingo. EFE