Ecuador. Lunes 23 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aplazan juicio sobre filtración de documentos en el Vaticano

El papa Francisco abre la sesión matutina de un sínodo sobre asuntos de la familia en el Vaticano. (Foto AP/Andrew Medichini)

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — Un juez del Vaticano concedió más tiempo a la defensa para prepararse en el juicio por la divulgación de documentos confidenciales que aparentemente revelan codicia, derroche e irregularidades administrativas en la Santa Sede.

Publicidad

Los detalles de los documentos filtrados fueron publicados este mes en los libros de dos periodistas italianos que también pusieron de manifiesto luchas de poder en torno a los esfuerzos del papa Francisco por reformar la burocracia y enderezar las finanzas del Vaticano.

Después de apenas 15 minutos, el juez Giuseppe Della Torre aplazó la sesión del lunes hasta el 7 de diciembre para dar más tiempo a la preparación de la defensa de Francesca Chaouqui, especialista en relaciones públicas que sirvió en un panel asesor sobre reformas económicas y que se jactaba de mantener vínculos estrechos con altos prelados. La demora se concedió porque ella contrató un abogado diferente la semana pasada.

“No entiendo nada. No hay ni una pizca de pruebas contra mí”, dijo Chaouqui a un puñado de reporteros admitidos al juicio. “Tenemos que descubrir en esos cinco días por qué estoy aquí” como acusada. El magistrado dijo que el abogado de Chaouqui tenía cinco días para formular cualquier objeción u observación.

Además de denunciar la divulgación de los documentos, Francisco también censuró la corrupción dentro del Vaticano y manifestó disgusto por ambiciones personales irrestrictas en el seno de la Curia, la burocracia de la Santa Sede.

Uno de los acusados, monseñor Lucio Vallejo Balda, que dirigió un panel asesor del papa en reformas económicas, está bajo arresto en el Vaticano. El religioso, su asistente Nicola Maio y Chaouqui son acusados de conspirar para divulgar documentos confidenciales.

Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, cuyos libros revelaron un control irregular sobre los contratos del Vaticano, prelados codiciosos y conductas impropias de altos eclesiásticos, son acusados de ejercer presiones para conseguir y publicar material confidencial.

Durante un programa que conduce en la televisión italiana, Nuzzi reveló una serie de mensajes de Whatsapp entre él y el coacusado vallejo Balda, mientras el religioso insistió haber actuado con honestidad y opinó que había una “guerra abierta” por controlar la burocracia vaticana.

Chaouqui se ha presentado como víctima. Maio no ha formulado declaraciones públicamente. (I)

Publicidad