Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asesinato de hombre, por parte de su padre, horroriza a Quito

Hombre de 75 años mata a su hijo en el norte de Quito.

Quito.- La tarde del sábado 9 de abril, el ciudadano Andrés C. fue asesinado en frente de sus dos hijos, de 13 y 11 años. El autor del crimen, según pudo determinar la policía, es su padre, un empresario de 75 años de edad. 


Publicidad

Alrededor de las 5 de la tarde, el guardia del edificio Jericó, ubicado entre las Av. 12 de octubre y Orellana, escuchó estruendos que creyó provenían de la detonación de un arma de fuego. Al subir al departamento 7A, encontró el cuerpo de Andrés C. en el piso y con marcas de haber recibido impactos de bala. Inmediatamente llamó a la policía.

Los miembros de la fuerza pública fueron recibidos por el padre del occiso, dueño del departamento y autor de los disparos. Su primera reacción ante la policía fue acusar del crimen a su nuera, una ciudadana de nacionalidad ucraniana. En esos momentos, los policías percibieron que tres personas corrieron para salir del departamento, por cuanto fueron buscados e interceptados. Se trataba de los dos menores de edad, hijos del occiso, y su esposa, ninguno de los cuales hablaba español.

El cuerpo de Andrés C. fue trasladado a la morgue para que se le practique una autopsia, la cual se desarrolló en presencia de efectivos de Criminalística y de la Unidad de Delitos Contra la Vida de la Dinasen. Alrededor de la media noche, un equipo de agentes trasladó el informe de la médico legal a la Unidad de Flagrancia que se encuentra en la Av. Patria y 9 de octubre.

En su versión, el padre del occiso negó ser el autor del delito (pese a que todos los elementos que los agentes de la policía encontraron lo establecen) y acusó a su nuera, la cual se encontraba muy afectada ante los hechos. Los niños fueron puestos a recaudo de la Dinapen, hasta que llegó una familiar que se hizo cargo de ellos en medio de la situación.

En su testimonio anticipado la hija del occiso relató que su abuelo disparó a su padre, luego de lo cual ella y su hermano se escondieron en el baño con su madre, hasta que llegó la policía e intentaron salir del departamento. Estas declaraciones se hicieron con la intervención de traductores.

Las diligencias y pericias se realizaron con la totalidad del equipo disponible de la Unidad de Delitos Contra la Vida de la Dinasen, a fin de alcanzar a recabar todos los elementos probatorios necesarios e instalar la audiencia dentro de las 24 horas que la ley dispone para calificar la flagrancia.

A las 17h25 del domingo, la jueza Luz Marina Serrano instaló la audiencia y después de escuchar todas las versiones calificó la flagrancia y la legalidad de la aprehensión en el caso del padre del occiso, no así en el caso de la esposa porque consideró que no existen elementos suficientes para pensar que ella cometió el delito. La fiscalía acusa al padre de Andrés C. por asesinato. 

La jueza, en consideración de que el presunto autor del asesinato tiene 75 años, ordenó su prisión domiciliaria como medida cautelar, sin embargo, en virtud de que su residencia es el lugar de los hechos, y esta se encuentra cercada por la Fiscalía, ordenó que el anciano cumpla su arresto en una Casa de Confianza del Sistema de Rehabilitación Social, hasta determinar un lugar más idóneo. La esposa del occiso fue liberada.

Desde este lunes corren los 30 días de instrucción fiscal para que el Ministerio Público y la defensa del acusado aporten los elementos de cargo y de descargo que ayudaría a la Función Judicial a resolver este asesinato acontecido la tarde del sábado en el norte de Quito. (I)