Ecuador. Domingo 23 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Albergues, agua e infancia, prioridades de la ONU en Ecuador

PEDERNALES (ECUADOR), 24/04/2016.- Una mujer espera afuera de una tienda en un centro de refugio para los damnificados del terremoto, hoy, domingo 24 de abril de 2016, en Pedernales (Ecuador). El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) trabaja en la zona afectada por el terremoto de Ecuador con la preocupación de que no queden grupos "invisibilizados" en la distribución de ayuda humanitaria, entre ellos las personas en situación de refugio. EFE/José Jácome

Las condiciones de los albergues, la calidad del agua y la situación de los niños tras el terremoto ocurrido a mediados de mes en Ecuador son algunas de las prioridades actuales para el equipo de Evaluación y Coordinación de Desastres de Naciones Unidas desplegado en Pedernales.


Publicidad

Luis García, coordinador del equipo en esa localidad, una de las más afectadas por el siniestro, dijo hoy que en una situación de emergencia humanitaria como la que vive la costa norte del país, “todos los sectores humanitarios son importantes”, pero precisó que a su departamento le interesan mucho “las condiciones en que están las personas en los albergues”.

“Que sean tratados con dignidad, que tengan un espacio digno, que sean lugares limpios”, son algunos aspectos a los que las agencias del sistema de Naciones Unidas prestan una atención especial, según dijo, en declaraciones a Efe.

Junto a ello, los expertos de la ONU están interesados en otros temas, como la importancia de tener “mucho cuidado con la calidad del agua” y, por otra parte, que se disponga de programas de apoyo para los niños y que las labores educativas continúen, por lo que hay varias agencias que trabajan con menores en las zonas afectadas.

“Estos son los aspectos importantes ahorita para empezar a pensar en una etapa de recuperación”, dijo el integrante del equipo con base en Pedernales, una de las zonas más afectadas por el terremoto de 7,8 grados de magnitud, que ha causado la muerte de 659 personas, según cifras oficiales.

Además, en la agenda del personal de Naciones Unidas, figuran temas como el tratamiento de las estructuras inestables, las demoliciones, la limpieza, las escombreras, las cuestiones sanitarias y la higiene, señaló.

Sobre la instalación de albergues para estancias prolongadas, de los que se ha hablado con miras a un proceso de reconstrucción que puede durar años, según el Gobierno, el experto indicó que existen varias propuestas, aunque todavía no se ha tomado una decisión.

Pero explicó que se ha observado que los afectados por el terremoto no pasan todo el tiempo en los albergues, sino que salen durante el día y los utilizan básicamente para dormir.

“Eso habla muy bien de las personas en Ecuador, comentó García, quien consideró que “ellos mismos están tratando de salir adelante, no están esperando que todo sea resuelto” por las agencias humanitarias o el gobierno, “y eso es muy bueno”.

El integrante del equipo de Evaluación y Coordinación de Desastres indicó que, once días después de la catástrofe, el país está saliendo de la etapa de búsqueda, un punto en el que, en situaciones de emergencia semejantes, las agencias suelen presentar “muchos proyectos muy interesantes” para la gestión de la ayuda.

Consideró que si tales proyectos se canalizan adecuadamente con el Gobierno, “por supuesto que se mantendrá” la distribución de ayuda a más largo plazo.

El técnico de la ONU expresó interés “en que todas las agencias que tienen cierta responsabilidad” en la zona continúen trabajando y subrayó la importancia de que “las personas sepan que no estamos dejando solo al Ecuador“, al tiempo que recordó que las decisiones relativas a todo lo que tiene que ver con la catástrofe deben ser tomadas en base al sistema de Gobierno. EFE (I)