Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscales de tres países investigan accidente aéreo

Empleados de una funeraria cubren un féretro, decorado con un escudo del club de fútbol Chapecoense, con los restos mortales de un miembro del equipo, en Medellín, Colombia, el 2 de diciembre de 2016. Miembros del equipo y un grupo de periodistas fallecieron en un vuelo que los llevaba al partido de ida de la final de la Copa Sudamericana cuando el avión se quedó sin combustible y se estrelló en los Andes, en las afueras de Medellín. (AP Foto/Fernando Vergara)
Associated Press

LA PAZ, Bolivia (AP) — Fiscales de Bolivia, Colombia y Brasil se reúnen el miércoles para coordinar la investigación sobre las causas del accidente aéreo que dejó 71 muertos, entre ellos el equipo brasileño de fútbol Chapecoense.


Publicidad

En tanto, en Medellín, Colombia, se informó que algunos de los sobrevivientes del accidente registran leve recuperación de sus lesiones, mientras que la azafata boliviana Ximena Suárez, podría ser dada de alta el viernes.

Los funcionarios se encuentran en la ciudad de Santa Cruz en el oriente de Bolivia, desde donde había partido la aeronave de LaMia, una pequeña compañía de vuelos chárter.

La víspera fue detenido el gerente general de la aerolínea, Gustavo Vargas, por presunto incumplimiento de deberes, tráfico de influencias, homicidio y lesiones graves, según la Fiscalía.

Una descompensación podría demorar la audiencia cautelar en la que un juez debía decidir si enviaba a Vargas a prisión mientras duran las investigaciones o le otorgaba el arresto en domicilio.

La fiscalía anunció que habrá nuevas detenciones y que seis personas serán procesadas, entre ellas la inspectora aérea Celia Castedo quien autorizó el plan de vuelo de la aeronave que se precipitó a tierra el 28 de noviembre al parecer por falta de combustible, según informaciones no oficiales.

Castedo huyó a Brasil donde solicitó refugio. El ministro de Gobierno boliviano Carlos Romero dijo que no corresponde otorgarle ese beneficio y ha pedido la expulsión de la funcionaria.

Por su parte el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, dijo que su despacho investiga un posible tráfico de influencias ya que el hijo de Vargas era director del Registro Aeronáutico y había aprobado la matricula del avión siniestrado.

La fiscalía también decomisó documentación de la compañía y clausuró las oficinas de LaMia en Santa Cruz, 540 kilómetros al este de La Paz.

En Medellín, el director del hospital San Vicente de Paul, dio un informe médico de cuatro de los seis sobrevivientes de la tragedia, que fueron internados en ese establecimiento.

El jugador Helio Hermito Zampier, Neto, continúa en un coma inducido por una contusión pulmonar, y está con sedación profunda, explicó el médico.

En tanto, el futbolista Alan Ruschel, salió de la sala de cuidados intensivos y se inició su rehabilitación y fisioterapia, mientras que el periodista Rafael Henzel Valmorbida sigue mostrando mejoría, pero aún en cuidados intensivos.

En cuanto al arquero del equipo Chapecoense, Jackson Follman, cuya pierna derecha fue amputada, el médico informó que “continúa en la unidad de cuidados intensivos, sigue con ventilación mecánica, está sedado suave, y su estado pulmonar es muy bueno”. Sin dar detalles, agregó que se prepara una nueva cirugía.

Ximena Suarez, la azafata boliviana que permanece en la Clinica Somer, está estable y probablemente le den de alta este viernes, dijo a The Associated Press la directora del lugar, Ana María González.

El sexto sobreviviente, el técnico aeronáutico Erwin Tumiri, se encuentra desde el sábado recuperándose en Cochabamba, Bolivia.

El periodista César García, contribuyó a esta información, desde Bogotá.