Ecuador. Jueves 27 de Abril de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Papa Francisco: La Iglesia siempre necesita ser “restaurada”

El papa Francisco oficia una misa en el cierre de la Jornada Mundial de la Juventus en Cracovia, Polonia, el 31 de julio de 2016. (AP Foto/Gregorio Borgia)

Ciudad del Vaticano (EFE).- El papa Francisco dijo hoy que la Iglesia siempre necesita ser “restaurada” porque está hecha de personas que pecan, en un breve mensaje que dirigió a los habitantes de un barrio periférico de Milán (Italia).

Publicidad

El pontífice habló en Forlanini, una zona conocida como las “Casas Blancas” y con problemas de marginación, en la periferia de Milán, adonde llegó esta mañana desde el Vaticano.

“La Iglesia necesita siempre ser restaurada porque está hecha de todos nosotros, que somos pecadores. Dejémonos restaurar por Dios, por su misericordia. Dejémonos limpiar nuestro corazón”, dijo el pontífice.

La primera etapa de su visita a la capital financiera de Italia comenzó en la periferia más marginada y Francisco agradeció “el don de la acogida en la entrada a Milán, encontrando rostros, familias y una comunidad”.

En este barrio, Francisco pasó cerca de una hora saludando a los habitantes y después entró en la casa de tres familias.

Se trata de Dori Falcone, de 57 años, y de su marido Lino Pasquale, de 59 años, que sufre epilepsia, lo que le ha provocado importantes secuelas físicas y neurológicas.

También visitó la vivienda de Mihoual Abdel Karin y su esposa Tardane Hanane, que viven en el segundo piso del número 40 con sus tres hijos de 17, 10 y 6 años y llegaron desde Marruecos en 1989.

De manera privada, sin cámaras, Francisco también estuvo algunos minutos en la casa del matrimonio formado por Nuccio Oneta, de 82 años y gravemente enfermo, y Adele Agogini, de 81 años, prácticamente ciega.

Jorge Bergoglio recordó de nuevo que la Iglesia no debe quedarse “en el centro a esperar” sino que tiene que ir al encuentro de todos “en las periferias, a los no cristianos y a los no creyentes”.

Francisco después se dirigió al Duomo, la catedral de Milán, donde responderá a algunas preguntas que le formularán los sacerdotes y presidirá el rezo del Ángelus y bendecirá a los fieles reunidos en la plaza. EFE (I)

ccg/jam/ah