Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador recuerda a sus muertos del terremoto y mira adelante

Pedernales (Manabí), 16 de abril 2017.- El Presidente de la República, Rafael Correa, asistió a una misa campal para recordar un año del terremoto del 16 de abril de 2016. Durante el acto, que tuvo lugar en el centro del cantón Pedernales, el Primer Mandatario dijo llevar en el alma a todos los que se fueron antes de tiempo a causa del terremoto. Foto: Carlos Silva / Presidencia de la República

Ecuador conmemoró a las 670 víctimas del terremoto de magnitud 7,8 que sacudió hace un año el noroeste del país con oficios religiosos y reflexión, pero con un ojo puesto en el futuro y en la recuperación de la zona, cuyo impacto económico cifró el Gobierno en cerca de 3.400 millones de dólares.


Publicidad

El 16 de abril de 2016 a las 18.58 (23.58 GMT) gran parte de Ecuador, pero principalmente las provincias de Manabí y Esmeraldas, sintió la mayor sacudida registrada en la historia del país, un sismo del que el Instituto Geofísico nacional ha registrado desde entonces 3.521 réplicas, las dos últimas entre este sábado y hoy.

“Cada 16 de abril recordaremos que la naturaleza nos arrebató preciosas vidas, pero también recordaremos de qué fibra está hecho el pueblo ecuatoriano, especialmente el manabita y el esmeraldeño, que se volvió gigante”, publicó el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en su cuenta de Twitter.

Correa, que está previsto que participe en una misa campal en Pedernales, la localidad más cercana al epicentro y donde el sismo se cobró más 180 vidas, añadió que el dolor por las pérdidas de hace un año “lo hemos convertido en fortaleza, la tristeza en esperanza, la tragedia en renacimiento”.

En esta ciudad costera famosa por sus playas y sus camarones recordaron a los fallecidos con una ofrenda floral y un evento en el que los integrantes de diferentes organismos que participaron en las labores de emergencia recibieron un reconocimiento, informaron medios locales.

El candidato oficialista por Alianza País (AP, izquierda) y más votado en las pasadas presidenciales del 2 de abril, Lenín Moreno, participó en horas de la mañana en una misa en Manta, capital de Manabí, ciudad muy castigada también por la sacudida.

Su compañero de fórmula, Jorge Glas, utilizó su cuenta de Twitter para mandar “un sentido homenaje a quienes perdieron la vida” y asegurar que desde el Gobierno “ratificamos el compromiso de seguir trabajando juntos por sus familias y nuestro pueblo”.

“Un año después del trágico terremoto, Ecuador más unido que nunca para seguir con la reconstrucción de Manabí, Esmeraldas y zonas afectadas”, escribió a continuación.

Por su parte el candidato opositor por el movimiento Creando Oportunidades (CREO, centroderecha), Guillermo Lasso, también utilizó esta conocida red social para mandar “un abrazo a todos quienes fueron afectados”.

“El Terremoto16A nos demostró que a pesar de la tragedia un Ecuador unido es invencible”, publicó.

Los alcaldes de Quito y Guayaquil, las dos principales ciudades del país, Mauricio Rodas y Jaime Nebot, respectivamente, tuitearon acompañando sus mensajes de imágenes de la solidaridad mostrada en esas fechas por los habitantes de las localidades que gobiernan.

A día de hoy, según cifras oficiales, el Gobierno ha invertido en la zona 2.410 millones de dólares en reconstrucción, sobre todo, de viviendas, infraestructura vial, sanitaria y educativa.

De esa cantidad el Ejecutivo de Correa ha destinado 508 millones de dólares a viviendas con un resultado de 7.706 construidas en terreno propio, con otras 10.000 en proyección, 1.240 en terrenos urbanizados por el Gobierno, con otras 500 en agenda, y 13.288 casas reparadas.

Sin embargo, todavía quedan 3.608 personas viviendo en los numerosos albergues oficiales instalados en la zona.

La reconstrucción se ha complicado en las últimas semanas debido a las fuertes lluvias en esta misma zona, y que llevó a Correa hace unos días a declarar el estado de excepción por 60 días en las provincias de Manabí y Esmeraldas, las más castigadas también por los aguaceros.

A los daños de terremoto hay que sumarle el de las lluvias torrenciales que han dejado en el área 27 muertos, 33.347 familias afectadas, 236 albergadas, 186 viviendas destruidas y 29.547 viviendas con daños, según la Secretaría de Gestión de Riesgos.EFE