Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Feria de vino a granel concede medalla de oro a un vino tinto de España

Foto: EFE/Archivo

La sexta edición de la feria internacional del vino a granel, el mayor encuentro mundial de bodegas y profesionales de vino a granel, otorgó este martes su premio internacional Gran Medalla de Oro a un vino tinto dulce español.


Publicidad

La feria, que hoy cierra su sexta edición con un 25 % más de participación de productores de 20 países que en la anterior, concedió el premio Gran Medalla de Oro a un vino tinto licoroso de la bodega Mamerto de la Vara, de la localidad de Cheste (Valencia).

El director de la bodega, Ángel de la Vara, dijo a Efe sentirse “sorprendido” y “agradecido por este reconocimiento a tantas horas de trabajo y de experiencia acumulada”.

Para de la Vara, que forma parte de la tercera generación de productores de esta bodega valenciana fundada en 1940, especializada en vinos dulces, moscatel y aperitivos, “este premio supone además un prestigio para nuestra bodega, que el año que viene celebra su 75 aniversario”.

Con esta cuarta edición del “Premio Internacional de Vino a Granel 2014” se busca dar a conocer este tipo de vino entre los consumidores, distribuidores internacionales y público, además de premiar el esfuerzo de las empresas vitivinícolas.

En este encuentro mundial de productores, importadores y profesionales del vino a granel están representadas empresas de todo el mundo.

“Hay un total de 20 países de los cinco continentes, lo que significa un 25 % de aumento de productores participantes respecto del año anterior”, dijo a Efe la directora de la feria, Otilia Romero de Condes.

Agregó que una parte de ellos procede de los nuevos países productores, como los países del Este, que consideró que “son grandes desconocidos y con muy buen producto”.

La feria ha reunido a casi 230 bodegas de todo el mundo, incluidas las de España (58), Chile (11), Argentina (24), Francia (36), Italia (34), Sudáfrica (15), Moldavia (10), Estados Unidos (5) y Nueva Zelanda (5), entre otros países.

En la Feria se incluye una sala de cata silenciosa, “donde los profesionales y compradores pueden catar tranquilamente un vino, que está acompañado con su ficha correspondiente, y si le encaja con lo que busca, empezar a negociar con el productor”, explicó Romero.

También se ha incluido un programa de conferencias “a través del que expertos, periodistas y productores dan pistas sobre las tendencias y la actualidad del sector tanto a nivel de consumo como de producción”, añadió.

Un aspecto novedoso de esta edición ha sido la creación de “un espacio destinado a promocionar todas aquellas aplicaciones comerciales que surgen a partir de la vid”, dijo la experta.

Explicó que la feria busca “dignificar un mercado histórico pero al mismo tiempo desconocido”, al tiempo que destacó que su premio internacional “es el único galardón sobre vino a granel en el mundo” y es “el termómetro del nivel de vinos” que hay en la actualidad.

Romero dijo que “el propio Jurado internacional del galardón, en el que están representados países como Corea del Sur, Francia, España, Italia, Holanda, Inglaterra y Estados Unidos, se han sorprendido del nivel que existe en el sector”.

Otro de los atractivos de la feria ha sido su espacio dedicado a la degustación de propuestas gastronómicas inspiradas en los países participantes.

El cocinero gallego y Premio Nacional de Gastronomía 2011-2012, Kike Piñeiro y su compañero Mark Wermink, han cocinado ante el público platos inspirados en la gastronomía española e internacional, con el vino como parte integrante de la elaboración.

Piñeiro y Wermink, ambos afincados en Galicia, explicaron a Efe que “para esta edición hemos preparado degustaciones con el vino como protagonista y hemos querido representar a todos los países participantes. Además, con uno de los platos la carne en alambique, hemos querido hacer un guiño especial a nuestra tierra”.

“Asistir a eventos internacionales como esta feria es muy interesante porque aprendes de otras tradiciones y gastronomías, al tiempo que descubres productos que no están presentes en cocinas como la gallega o la española”, dijo a Efe Piñeiro.

El chef, de 36 años, ha sido colaborador de la Taverna del Clinic de Barcelona hasta la semana pasada, en que se despidió de ese establecimiento para abrir su propio restaurante en Santiago de Compostela. EFE