Ecuador. Martes 27 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bodypainting: El arte de vestirse con pintura celebra su gran cita en Austria

Poertschach (Austria), 03/07/2016.- Vilija Vitkute (L) from Lithuania paints her model during the annual 'World Bodypainting Festival' in Poertschach am Woethersee, Austria, 03 July 2016. The world's biggest bodypainting event takes place from 01 to 03 July at lake Woerthersee in Austria's southern Carinthia province. (Lituania) EFE/EPA/SUSANNE HASSLER PHOTO TO BE USED TO ILLUSTRATE NEWS REPORTING OR COMMENTARY ON THE EVENT DEPICTED IN THIS IMAGE EDITORIAL USE ONLY

Pörtschach (Austria), (EFE).- Más de 300 artistas de 50 países han participado en la XIX edición del Festival Mundial de Pintura Corporal (World Bodypainting Festival) que se clausura hoy en Pörtschach, al sur de Austria, y por la que los últimos tres días han pasado 25.000 personas, en el que es considerado el mayor evento de este tipo de Europa.

Publicidad

Aliens de todo tipo, zombies desfigurados y personajes de fantasía pululan estos días por las orillas del lago Wörthersee de Austria. Todos disfrazados pero sin ropa: “vestidos” sólo con pintura y el arte del bodypainting.

“Maquillaje creativo”, “efectos especiales”, “brocha y esponja”, “pintura de cara” o “aerógrafo” son algunas de las categorías en las que los participantes compiten.

Coloridas y artificiosas, las obras que tienen como lienzo el cuerpo de modelos, casi en su totalidad mujeres, se exhiben sobre la pasarela donde se presentan las creaciones de los artistas y maquilladores.

Las reglas permiten a los artistas disponer de un máximo de seis horas para finalizar el trabajo sobre los cuerpos desnudos y la posibilidad de que el trabajo lo realicen uno o dos maquilladores.

Las recreaciones tienen en muchos casos tintes de ciencia ficción y, a menudo, se asemejan a personajes de películas como Avatar, El Laberinto del Fauno o Guardianes de la Galaxia.

Acompañadas de música, los participantes hacen las delicias de un público entregado que vitorea y aplaude con más fuerza a las modelos que con más gracia se desenvuelven sobre el escenario.

Marlies Wurm-Pontasch, una de las trabajadoras del Festival, cuenta a Efe cómo fueron los primeros pasos de esta fiesta hace 19 años.

“La idea comenzó como un proyecto para atraer el turismo. El primer año sólo vinieron siete artistas”, recuerda Marlies.

Aquella primera edición generó un enorme revuelo en este rincón del sur de Austria, hasta el punto de que incluso la Policía hizo acto de presencia ante la presencia de tanta gente desnuda, explica sonriente.

El World Bodypainting Festival es el más importante de todos los que se hacen en Europa, aunque existen competiciones más pequeñas en otros países, explica Marlies.

El año pasado se batió el récord de asistencia, con más de 30.000 visitantes.

Aunque las estimaciones para este año “son algo inferiores” Marlies no tiene dudas de que en 2017, cuando se cumple el 20 aniversario del Festival, volverán a batirlo y afirma que incluso “ya hay artistas preparándose para ese momento”.

Yolanda y Lorena Ramón son dos hermanas españolas de Bilbao que han ganado el tercer premio de pintura corporal en la categoría amateur.

Lorena, que combina su trabajo en la escuela bilbaína de maquillaje “Make Up Camarena” con el de dependienta en una tienda de cosmética, convenció a su hermana para que fuera su modelo.

“Jamás se me habría ocurrido, ni sabía que existían estos concursos”, cuenta emocionada tras recibir el premio. Asegura que “ha hecho realidad un sueño”.

“Ni por un momento hubiese imaginado poder llevarme un premio en una competición mundial el primer año que me presento”, reconoce.

Su trabajo, fundamentado en el color morado, busca plasmar “la fantasía y la libertad”. Tonos rojos y anaranjados surcan también la piel desnuda de Yolanda.

El colofón es un enorme tocado donde unas treinta mariposas de unos cinco centímetros de diámetro que representan el tema central de la obra: “Una comparativa metafórica entre el ser humano y la mariposa, ambos capaces de transformarse y llegar a volar”.

Lorena tiene claro que el año que viene volverá a presentarse en la misma categoría pero que no descarta dar el salto a otra, como “efectos especiales” o la “categoría profesional de brocha y esponja”.

En el complejo dispuesto para la entrega de los premios del World Bodypainting Festival hay habilitadas barras para comprar bebida y comida, un mercadillo. El escenario donde desfilan los modelos está habilitado para que a lo largo del día toquen grupos musicales de reggae, pop o rock.

Para los visitantes es posible no sólo disfrutar del espectáculo de la pintura corporal, sino llevarse un recuerdo en el suyo propio en forma de dibujo. EFE (I)

Publicidad