Ecuador. Sábado 29 de Abril de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Google lucha contra búsquedas ofensivas

Foto: economipedia.com

NUEVA YORK (AP) — En un intento por mejorar la calidad de su servicio, Google giró instrucciones a su personal para que etiquete contenido que pueda resultar ofensivo o insultante.

Publicidad

Ante el cambio, por ejemplo, una búsqueda con epítetos racistas será catalogada de “ofensiva-insultante“. Lo mismo ocurriría con cualquier indagación que promueva la violencia contra un grupo de personas por su género, raza u otro criterio.

Aunque las advertencias no alterarán los resultados de la búsqueda en cuestión, se usarán para mejorar el software de la empresa para que en futuro surjan mejores resultados. De tal manera, un contenido falso o cuestionable quedará más abajo y subirán los resultados de fuentes más confiables.

Los equipos de vigilancia — compuestos por contratistas llamados “supervisores de calidad” — ya escrutan cibersitios para alertar sobre contenidos indeseados, como la pornografía. Google ahora está añadiendo la etiqueta de “ofensivo-insultante” en su manual de instrucciones para los inspectores. Google se negó a formular comentarios sobre los cambios, que fueron reportados por el blog Search Engine Land y sitios afines.

Las directrices, incluidas en un documento de 160 páginas, ofrecen un interesante vistazo a cómo Google evalúa la calidad de los resultados de sus búsquedas. Por ejemplo, de “alta calidad” es el portal de un diario que “ha ganado siete Premios Pulitzer“; “de baja calidad” es uno que tiene “muchos errores gramáticos y de puntuación“.

Otro ejemplo sería la búsqueda de “La historia del Holocausto“. Un cibersitio que ofrezca “Diez explicaciones de por qué es falso que el Holocausto ocurrió” sería marcado y su resultado quedará ubicado abajo.

Las nuevas directrices instruyen a los inspectores a “marcar todos los resultados de búsquedas que contengan contenido insultante u ofensivo, desde el punto de vista de los usuarios en su región, aun cuando tales resultados satisfagan las intenciones del usuario”. Por lo tanto aun si los resultados eran precisamente lo que el usuario quería, como por ejemplo sitios web de supremacistas, quedarían marcados, pero ello no quiere decir que no aparecerán del todo.

(I)