Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Japón lanzará el tercer satélite de su sistema de posicionamiento en agosto

Japón lanzará el próximo 11 de agosto el tercero de los cuatro satélites de su sistema de posicionamiento terrestre, con el que busca mejorar la precisión del actual GPS, anunció hoy la Agencia Aeroespacial de Japón (JAXA) a través de un comunicado.


Publicidad

El lanzamiento se hará desde el centro espacial de la isla de Tanegashima, situada en la prefectura de Kagoshima (sudoeste), dijo la agencia en el despacho.

Éste será el tercero de estos aparatos que el país asiático lanza dentro de su sistema de satélites quasi-zenith, cuya función es corregir las señales de navegación para uso complementario del sistema de posicionamiento global (GPS) estadounidense, que tiene un margen de error de unos 10 metros.

El primero de estos satélites, bautizados como Michibiki (término nipón que podría traducirse como “guía” u “orientación”) fue lanzado en septiembre de 2010, el segundo hace poco más de dos semanas, el 1 de junio, y la JAXA planea lanzar el cuarto antes de marzo de 2018.

Una vez completado el sistema nipón, los usuarios de teléfonos inteligentes y asistentes de navegación en vehículos recibirán información más precisa sobre los mapas de las aplicaciones, con la aspiración de que el margen de error se reduzca a entre un metro y unos seis centímetros.

El Gobierno japonés tiene previsto además aumentar hasta siete el número total de estos satélites en órbita para 2023, para contribuir al establecimiento de un sistema que garantice las comunicaciones cuando las redes tradicionales dejen de funcionar a causa de un desastre natural.

El objetivo es evitar una situación similar a la que se produjo tras el terremoto del 11 de marzo de 2011, que dejó sin línea a unos 29.000 móviles y 1,9 millones de teléfonos fijos, lo que dificultó las labores de búsqueda y rescate de supervivientes. EFE