Periodistas de El Comercio presuntamente secuestrados en Mataje

ARCHIVO | Frontera Ecuador-Colombia, provincia de Esmeraldas.

La madrugada de hoy el gobierno ecuatoriano ha dado a conocer que el día de ayer, lunes 26 de marzo del 2018, en Mataje, provincia de Esmeraldas, dos comunicadores y un conductor del diario El Comercio fueron presuntamente secuestrados mientras realizaban trabajos periodísticos en la zona.

Frente a estos hechos el Gobierno ha activado todos los protocolos de seguridad y de investigación a fin de precautelar la integridad de los ciudadanos.

Ayer por la noche los ministros de Defensa, del Interior y el Fiscal General del Estado se reunieron con los familiares y representantes del medio de comunicación para adoptar las acciones pertinentes.

El gobierno no mencionó si este presunto secuestro estaría relacionado con los recientes atentados por parte de grupos delictivos en Esmeraldas. Sin embargo, hoy brindarán más información sobre este tema en rueda de prensa.

¿Qué sucede en Esmeraldas?

Tras los ataques suscitados en Esmeraldas el gobierno decretó estado de excepción por 60 días en las zonas de San Lorenzo y Eloy Alfaro, así lo dio a conocer el presidente Lenín Moreno el pasado 27 de enero. Ayer se informó que el estado de excepción se extenderá por un mes más.

Con esto el gobierno «busca fortalecer la seguridad de los ciudadanos y de la frontera».

El primer ataque y el que encendió las alarmas en Ecuador, fue el atentado con coche bomba ocurrido el sábado 27 de enero del 2018 en el cuartel policial de San Lorenzo.  Pese a esto, no hubo víctimas mortales, sólo se reportaron daños en las estructuras del comando en el muro de la parte posterior del edificio,  y en los ventanales donde funcionaba el comedor y dormitorios. Además 37 viviendas fueron afectadas y decenas de personas reportaron heridas leves.

Luego, el 16 de marzo, se produjo la detonación de un explosivo de «fabricación casera en la cerca perimetral» del retén naval de Borbón de la Armada del Ecuador. Este hecho tampoco dejó víctimas mortales ni heridos de gravedad tan sólo «daños menores».

Sin embargo pese a los esfuerzos del ejército ecuatoriano por mantener el control en estas zonas de conflicto, otro  atentado ocurrido el 20 de marzo cobraría la vida de tres soldados y dejaría herido a más de seis, algunos de ellos de gravedad. Esto sucedió mientras una patrulla realizaba operaciones de vigilancia y control en la frontera norte, en Mataje. La patrulla fue afectada por la detonación de un artefacto explosivo artesanal que estaba colocado a un costado de la carretera.

Según el presidente Lenín Moreno, estos ataques obedecen a los «golpes que las autoridades ecuatorianas han propinado en la frontera a grupos de la delincuencia organizada».

(I)

Paypal