Moreno cierra la Secretaría de Inteligencia de Correa

ARCHIVO La sede de la Senain, en Lumbisí, antigua propiedad de la familia Isaías.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, cerró hoy oficialmente la Secretaría de Inteligencia del anterior presidente, Rafael Correa, para sustituirla por otro organismo nuevo que cumplirá funciones parecidas.

En un decreto difundido hoy a los medios, Moreno ordena la supresión de la Secretaría de Inteligencia, popularmente conocida como la Senain, y la apertura del nuevo “Centro de Inteligencia Estratégica” que estará encabezado por un director general con rango de ministro de Estado y, por tanto, designado por el propio presidente.

“Transfiérase al Centro de Inteligencia Estratégica las competencias, atribuciones, funciones, representaciones, delegaciones, derechos, obligaciones, presupuesto, recursos, bienes y en general todos los activos y pasivos que consten en leyes”, dice el decreto, con el que Moreno oficializa una decisión que anunció públicamente el pasado 20 de marzo.

Entonces, en una comparecencia televisada, el mandatario ecuatoriano dijo que la decisión obedecía al interés del Gobierno Nacional de lograr la estabilidad fiscal y “al clamor ético de la ciudadanía”.

“Estamos trabajando en la institucionalidad adecuada para garantizar los objetivos de seguridad del país”, subrayó en su discurso, que coincidía con un período de alta tensión en la frontera con Colombia por el secuestro de un equipo periodístico del diario El Comercio y de recortes presupuestarios.

La Senain, creada en 2009 por Correa, era hasta ahora el principal cuerpo de inteligencia de Ecuador, aunque contra él han surgido denuncias de irregularidades y hasta de espionaje a políticos y funcionarios locales.

Como parte del mismo decreto, Moreno ha designado también al nuevo director del Centro de Inteligencia Estratégica, cargo que recae sobre Jorge Costa Palacios, exmilitar, ex consultor privado en seguridad y a quien Moreno conoce de un proyecto nacional de apoyo a incapacitados.

“El director del Centro de Inteligencia Estratégica garantizará la entrega de inteligencia estratégica a las autoridades correspondientes”, señala el decreto.

Técnicamente Palacios ya ocupaba la jefatura de la Secretaría de Inteligencia desde febrero.

El decreto precisa que la intención del Gobierno es “renovar la doctrina de inteligencia estratégica y contrainteligencia del Estado Ecuatoriano”, y que para ellos es necesario “reorganizarla y dotarla de una nueva estructura para adaptarla a las necesidades del Estado Ecuatoriano”.

Todo ello, “dentro del marco constitucional vigente, para que durante la ejecución de las actividades de inteligencia, inteligencia estratégica y contrainteligencia se produzca solo información que contribuya a la seguridad pública y del Estado”. EFE

(I)

Paypal