Se impulsa campaña contra el cáncer de mama en Ecuador

Cáncer de mama. Foto de Archivo, La República.

Quito, 15 oct (EFE).- El Ministerio de Salud de Ecuador anunció hoy la puesta en marcha de una campaña contra el cáncer de mama, que busca sensibilizar a la población para que se someta a controles médicos de prevención contra esta enfermedad mortal.

El cáncer de mama es considerado como una de las principales causas de muerte entre las mujeres ecuatorianas, según informó hoy la cartera de Estado en un comunicado.

«Las mamografías son un método eficaz para la detección temprana de esta enfermedad que afecta en mayor magnitud a las mujeres, se recomienda hacerse la mamografía cada dos o tres años», añadió el texto del Ministerio.

Agregó que el chequeo médico periódico en mujeres de entre 50 y 69 años, además de exámenes complementarios como la mamografía, permite un diagnóstico precoz y que, seguido de un tratamiento oportuno, mejora el pronóstico de vida.

La campaña inició hoy con una feria de salud que se desarrolló en los exteriores del Hospital de Especialidades «Eugenio Espejo», de la capital ecuatoriana.

Durante esta semana se realizarán exposiciones, revisiones médicas, actividades deportivas y recreativas con la participación de la ciudadanía a nivel nacional, como parte de la campaña, detalló el Ministerio.

Adicionalmente, en 23 hospitales se incrementaron los turnos de atención médica sobre esta temática y de mamografías.

El viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, Carlos Durán, aseguró que el cáncer de mama como enfermedad catastrófica tiene causas múltiples.

«Hago un llamado a la población para que mantenga hábitos de vida saludables», dijo hoy en declaraciones reproducidas por su despacho.

El funcionario, además, recomendó una adecuada alimentación, actividad física regular y controles pertinentes según la edad.

Los signos de alerta de este tipo de cáncer son un bulto nuevo en la mama o la axila, aumento del grosor o hinchazón de una parte del seno, irritación o hundimientos en la piel, enrojecimiento o descamación en la zona del pezón.

También el hundimiento del pezón, secreción (que no sea leche), cambios en el tamaño o la forma de la mama o dolor en cualquier parte de esa zona debe ser motivo para consultar de inmediato al médico, añadió el Ministerio. EFE (I)

Paypal