Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lisboa se rinde al arte urbano

Lisboa. Foto de Archivo, La República.

Lisboa,  (EFE).- Lisboa, una ciudad que luchaba en los noventa contra el vandalismo “grafitero” con multas y estropajo, es hoy un exponente del arte urbano en Europa, gracias a la alianza de su ayuntamiento con rebeldes y jóvenes artistas.


Publicidad

“Era una guerra que no podíamos ganar y pensamos en ponernos de su lado”, explica a Efe Jorge Ramos, director de la Galería de Arte Urbano (GAU) de Lisboa, una de las primeras entidades públicas europeas en gestionar de manera integral el arte callejero.

El ayuntamiento lisboeta pide a artistas urbanos que presenten sus proyectos a concurso para pintarlos en murales plantados en plena calle, sin miedo y con el material gratis.

Gracias a esa estrategia, en poco menos de tres años Lisboa ha creado su propia ruta del arte urbano -conocida como “Go Urbana”-, un museo al aire libre de obras que se puede recorrer gratis con guías y en un coche también “grafiteado”.

Pero aparte de mostrar las obras, la Galería de Arte Urbano pretende implicar a los más creativos lisboetas y crear lazos en barrios, donde los mismos vecinos votan y deciden los “grafitis” que se van a pintar en sus plazas principales.

“Queremos incentivar la creatividad de los habitantes y conseguir que la ciudad sea más suya, que se sientan identificados con ella y que quieran cuidarla”, explica Ramos, que pone como ejemplo una de las últimas iniciativas.

Las creaciones de artistas consagrados, aspirantes a serlo y ciudadanos de a pie han poblado la vieja Lisboa de un disperso catálogo de obras en fachadas, mobiliario urbano, señales de tráfico, camiones de basura y hasta aparcamientos.

Grafiteros internacionales como el español “Sam3”, conocido por sus gigantescas siluetas humanas pintadas en ciudades como Sao Paulo, Murcia o Berlín, han revestido de espectaculares murales fachadas de cuatro pisos en la avenida Fontes Pereira de Melo, una de las principales arterias de la ciudad.

Uno de esos proyectos, la crítica ecológica del italiano “Blu”, representada con un colosal rey del petróleo que chupa un planeta Tierra, ha sido reconocido entre las mejores obras de arte urbano del mundo en el ránking de 2010 del periódico británico “The Guardian”.

Además, la propia Lisboa se ha ganado la fama de escuela internacional de grafiteros.-EFE

sid/ecs

Sitio web imágenes: minube.com; mangasverdes.es