Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Casa-Museo de Chaplin abriría en Suiza

Los recuerdos de Charlie Chaplin vivirán a orillas del Lago de Ginebra, donde nuevas generaciones tendrán la oportunidad de conocer a uno de los más grandes genios del cine de comedia.

CORSIER-SUR-VEVEY, Suiza (AP) — Los recuerdos de Charlie Chaplin vivirán a orillas del Lago de Ginebra, donde nuevas generaciones tendrán la oportunidad de conocer a uno de los más grandes genios del cine de comedia.


Publicidad

Chaplin pasó sus últimos 25 años en la propiedad de 14 hectáreas (35 acres) junto a la “Riviera Suiza”, donde pudo rodearse de su familia y caminar por las calles sin llamar la atención. Murió en la mansión suiza del siglo XVIII en el Día de Navidad de 1977.

Ahora, luego de 14 años de planificación, familiares, inversionistas y seguidores de Chaplin están listos para convertir la deteriorada residencia en museo.

Chaplin cofundó el estudio United Artists en 1919 y ayudó a definir la era del cine mudo con películas como “Luces de la ciudad” (1931) y “Tiempos modernos” (1936). Se mudó a Suiza sexagenario, escapando a acusaciones de que simpatizaba con el comunismo durante la caza de brujas de la era de McCarthy en Estados Unidos. En su pacífico nueva ambiente, crió a los ocho hijos de su último matrimonio, escribió una autobiografía, hizo películas, compuso música y entretuvo a otros artistas y celebridades.

Tres de sus hijos — Michael, Eugene y Victoria — y sus socios en el proyecto de 50 millones de francos suizos (57 millones de dólares) dijeron el miércoles que van por buen camino para abrir a principios del 2016.

Eugene Chaplin, quien nació en la mansión, vivió allí hasta hace seis años.

“Solía jugar al fútbol aquí en el pasto con mi papá. Fue una vida familiar muy, muy linda, era una gran casa de familia”, recordó. “Claro que él nació en Inglaterra, hizo sus películas en Estados Unidos, pero la felicidad la encontró en Suiza”.

La mansión, con su grama verde y su serena vista al lago y los Alpes, ha sido completamente despojada y será amueblada como cuando Chaplin vivía allí. Tiene jardines, una piscina y hay planes para construir un nuevo edificio con platós recreados de las películas de Chaplin.

“Fue una casa de ensueño en la que crecer”, dijo Laura Chaplin, una nieta y artista suiza. “Esta casa representa todo lo que él hizo por nosotros. … Estamos contentísimos. Hemos esperado mucho tiempo para este museo y ahora finalmente está despegando”.

La cercana ciudad de Montreux tiene un enorme archivo de fotografías de Chaplin, manuscritos y otros documentos del Londres de la era victoriana de su juventud y de la Hollywood previa a la Segunda Guerra Mundial, donde alcanzó el éxito con su personaje de “Vagabundo”.

Chaplin y su última esposa, Oona Chaplin, hija del gran dramaturgo Eugene O’Neill, vivieron la mayor parte de su matrimonio en la mansión suiza. Ella también murió allí, en 1991, a los 66 años.

Una firma de inversiones de Luxemburgo, Genii Capital, compró la propiedad en el 2008 con la intención de crear el museo. El cantón suizo de Vaud proporcionó un préstamo de 10 millones de francos para el proyecto, que se realiza con ayuda corporativa de la promotora francesa de centros vacacionales de esquí Compagnie des Alpes y la gigante de alimentos y bebidas Nestle, con sede en Vevey.

“Él sigue siendo muy conocido y adorado alrededor del mundo”, dijo Yves Durand, director del museo. “Su alma, su espíritu, sigue ahí … así que la gente lo conocerá, la gente se encontrará con él, la gente oirá su voz, verá sus películas, escuchará su música”.