Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se exponen en Londres fotos del conde de Snowdon, excuñado de Isabel II

Helen Trompeteler y Frances von Hofmannsthal lideran un recorrido para la prensa de la exposición "Snowdon: una vida a la vista" en la National Portrait Gallery de Londres.

Londres.- Retratos de la actriz Maggie Smith o el actor Terence Stamp figuran en una exposición de fotografías tomadas por el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, conde de Snowdon y excuñado de la reina Isabel II, que se inaugura hoy en la National Portrait Gallery de Londres.


Publicidad

“Snowdon: una vida a la vista”, que estará abierta hasta el 21 de junio, recorre la trayectoria del reputado fotógrafo, esposo de 1960 a 1978 de la difunta princesa Margarita, hermana de la soberana, a través de una selección de las 130 imágenes que él mismo donó en 2013 a la galería londinense.

Entre las obras más destacadas destacan retratos de la familia real británica tomados en los años 50 y de los artistas Gilbert & George y el periodista Harold Evans, repartidos en dos salas que abarcan varias décadas de su trabajo.

Maggie Smith, protagonista actualmente de la popular serie sobre la aristocracia inglesa “Downtown Abbey”, aparece con un cigarrillo y un guión en la mano, ensayando su papel para la obra “Hedda Gabler”, dirigida por Ingmar Bergman en Londres en 1970.

El director de la galería, Sandy Nairne, agradeció a lord Snowdon, de 84 años, la donación de las copias y señaló que “son retratos maravillosos de algunas de las personas más creativas y cautivadoras que hicieron una contribución al Reino Unido en la segunda mitad del siglo XX”.

Antony Armstrong Jones estableció su primer estudio en 1952, tras trabajar de aprendiz con el fotógrafo de la alta sociedad inglesa conocido como Baron.

Se hizo un nombre primero con la fotografía teatral, a la que le animó su tío Oliver Messel, diseñador de decorados y posteriormente se convirtió en fotógrafo oficial de la realeza.

Tras su matrimonio con la princesa Margarita en 1960, adquirió el título de conde de Snowdon.

Se le atribuye haber aportado un enfoque más informal a la fotografía cortesana y destacó también por sus vivaces instantáneas de moda para la revista Vogue durante la postguerra, así como por reportajes sobre arte y asuntos sociales para The Sunday Times Magazine.

En la exposición inaugurada hoy, pueden verse también evocadores retratos de los escritores Graham Greene y Nell Dunn, la actriz Julie Christie o el cantante David Bowie. EFE