Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Birdman” se lleva el Óscar a la mejor película

El equipo de la película 'Birdman', con Alejandro González Iñárritu en el centro, en el escenario tras recibir el Oscar a la mejor película. ROBYN BECK (AFP)

Los Ángeles (EE.UU.), 22 feb (EFE).- Birdman“, del mexicano Alejandro González Iñárritu, se llevó el Óscar a la mejor película.


Publicidad

Julianne Moore hizo buenos los pronósticos y se llevó el Óscar a la mejor actriz por “Still Alice”, donde encarna a una enferma de Alzheimer, un papel con el que ha barrido en la temporada de premios.

“Leí un artículo que decía que ganar el Óscar puede alargar la vida cinco años más así que, si es verdad, gracias, porque mi marido es más joven que yo”, dijo la intérprete entre risas.

“Mucha gente con Alzheimer se siente muy sola; ojalá esto ayude a que tengan mas exposición y en el futuro se encuentre una cura”, agregó.

Considerada una de las mejores actrices de Hollywood desde hace años, Moore no ha dejado duda de su condición de gran favorita tras hacerse con el Globo de Oro, el BAFTA y el premio del Sindicato de Actores de EE.UU. (SAG) por su papel en “Still Alice”, el de una brillante profesora de lingüística decidida a no rendirse ante los estragos del Alzheimer.

Moore, de 54 años, fue candidata previamente en la categoría de mejor actriz por “El fin del romance” (1999) y “Lejos del cielo” (2002). Como actriz de reparto logró la nominación por “Boogie Nights” (1997) y “Las horas” (2002).

Su carrera no se detiene ante nada y es una de las intérpretes más hiperactivas de la industria, capaz de mezclar apariciones en superproducciones como la saga “Los juegos del hambre” o “El séptimo hijo” y de mantener el espíritu independiente, arriesgado y comprometido en proyectos como “Freeheld”, un drama donde encarna a una lesbiana con un cáncer terminal.

El británico Eddie Redmayne se alzó hoy con el Óscar al mejor actor por su papel en “The Theory of Everything”, donde encarna al científico Stephen Hawking.

“Gracias a la Academia”, dijo el intérprete sobre el escenario del Teatro Dolby. “No soy capaz de articular lo que siento ahora mismo, pero soy consciente de lo afortunado que soy. Este Óscar pertenece a toda la gente en todo el mundo que lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica”, añadió.

Redmayne triunfa así con su papel del célebre astrofísico británico que vive postrado en una silla de ruedas y sin posibilidad de hablar a causa de esa enfermedad.

A su favor tenía el hecho de encarnar a una figura real e interpretar un papel de discapacitado, factores decisivos históricamente para la Academia de Hollywood. Además, los vencedores del premio del Sindicato de Actores -como en su caso- y los de los Óscar en el campo de mejor actor han coincidido de pleno en la última década.

Al actor se le puede ver actualmente en un registro completamente diferente en la cinta de ciencia ficción “Júpiter Ascending”, de los hermanos Wachowski, y rueda en estas fechas “The Danish Girl”, de Tom Hooper, sobre la vida del pintor danés Einar Wegener.

Redmayne se impuso a Steve Carell, por “Foxcatcher”; Michael Keaton, por “Birdman”; Bradley Cooper, por “American Sniper” y Benedict Cumberbatch, por “The Imitation Game”.

El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu se alzó hoy con el Óscar de mejor director.

Se trata de su primera estatuilla como realizador que consigue Iñárritu, quien toma el relevo a su compatriota Alfonso Cuarón que ganó ese mismo trofeo en 2014 por dirigir “Gravity”, y su segundo Óscar de la noche tras imponerse en la categoría de mejor guión original.

“Esto es una locura, y hablando de ese capullo llamado ego, para que alguien gane, alguien tiene que perder y la paradoja es que el verdadero arte, esa verdadera expresión individual no puede ser comparada ni derrotada, porque nuestro trabajo solo será juzgado por el tiempo”, dijo el cineasta.

Iñárritu bromeó sobre la suerte que le trajo la ropa interior de Michael Keaton que llevaba puesta, aunque apestara.

El realizador tuvo palabras de afecto para el equipo de la película, en especial para Emmanuel Lubezki, a quien declaró su amor -“Chivo eres el artista de nuestra generación”– y envió en español un saludo a sus “compatriotas mexicanos”.

Iñárritu había estado nominado al Óscar de dirección en 2007 gracias a su éxito “Babel”, pero en aquella ocasión la estatuilla dorada fue a las manos de Martin Scorsese por “The Departed”.

Este es el listado definitivo de premios:

Mejor película:

“Birdman”.

Mejor director:

Alejandro González Iñárritu, por “Birdman”.

Mejor actor:

Eddie Redmayne por “The Theory of Everything”

Mejor actriz:

Julianne Moore, por “Still Alice”.

Mejor actor secundario:

J.K. Simmons, por “Whiplash”.

Mejor actriz secundaria:

Patricia Arquette, por “Boyhood”.

Mejor guión original:

Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris, Jr. y Armando Bo, por “Birdman”.

Mejor guión adaptado:

Graham Moore, por “The Imitation Game”.

Mejor fotografía:

Emmanuel Lubezki, por “Birdman”.

Mejor montaje:

Tom Cross, por “Whiplash”.

Mejor película de habla no inglesa:

“Ida”, de Pawel Pawlikowski (Polonia).

Mejor película de animación:

“Big Hero 6”, de Don Hall, Chris Williams y Roy Conli.

Mejor banda sonora:

Alexandre Desplat, por “The Grand Budapest Hotel”.

Mejor canción:

“Glory”, de “Selma”.

Mejor diseño de producción:

Adam Stockhausen y Anna Pinnock, por “The Grand Budapest Hotel”.

Mejor documental:

“CitizenFour”, de Laura Poitras, Mathilde Bonnefoy y Dirk Wilutzky.

Mejor mezcla de sonido:

Craig Mann, Ben Wilkins y Thomas Curley, por “Whiplash”.

Mejor edición de sonido:

Alan Robert Murray y Bub Asman, por “American Sniper”.

Mejores efectos visuales:

Paul Franklin, Andrew Lockley, Ian Hunter y Scott Fisher, por “Interstellar”.

Mejor vestuario:

Milena Canonero, por “The Grand Budapest Hotel”.

Mejor maquillaje y peluquería:

Frances Hannon y Mark Coulier, por “The Grand Budapest Hotel”.

Mejor cortometraje (acción real):

“The Phone Call”.

Mejor cortometraje documental:

“Crisis Hotline: Veterans Press 1”, de Ellen Goosenberg Kent y Dana Perry.

Mejor cortometraje de animación:

“Feast”. EFE