Ecuador. domingo 22 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Antesala a Feria del Libro de Buenos Aires prevé mover 60 millones de dólares

EFE/Sergio Barrenechea

Buenos Aires, (EFE).- La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (FILBA) aspira a “mover más de 60 millones de dólares” durante las jornadas profesionales que, desde hoy y hasta el próximo jueves, cuando se inaugurará la feria, reunirán a más de 12.000 figuras de la industria editorial nacional e internacional.


Publicidad

Editores, libreros, distribuidores, ilustradores, traductores, bibliotecarios y otros actores de la cadena de valor del libro ultimaron hoy todos los detalles para afrontar tres días de encuentros, sesiones formativas de actualización y capacitación, y oportunidades de negocio con agentes de todo el mundo.

Considerado el mayor encuentro de la industria editorial en español y el quinto del mundo, este evento aspira a superar las cifras de anteriores convocatorias con “éxito” y a “mover más de sesenta millones de dólares”, explicó a Efe el presidente de la comisión de profesionales de la Fundación El Libro, Gabriel Waldhuter.

La cita cuenta con una extensa programación y algunos servicios especiales con los que facilitar el intercambio comercial entre los participantes.

Entre ellos, un servicio gratuito de logística, talleres con las últimas tendencias de la industria o la incorporación del programa “librero amigo” que ofrece descuentos del 50 % a visitantes profesionales en el 70 % de los establecimientos de la feria.

Buena parte de los editores extranjeros participantes en FILBA se muestran entusiasmados con la apertura a las importaciones efectuada por el actual Ejecutivo argentino, encabezado por Mauricio Macri, luego de unos años en los que aseguran tuvieron problemas para poder difundir su obra en el país austral, un entorno que, especialmente los libreros españoles, ven como “su mercado natural”.

Waldhuter, por su parte, afirma que, en lo que respecta a la organización, no les ha afectado el cambio de Gobierno dado que llevan trabajando en esta nueva edición desde la clausura de la celebrada en 2015.

Los 45.000 metros cuadrados dedicados a la feria contarán con 567 expositores y más de 4.200 sellos representados procedentes de dieciocho países.

Además, la Fundación El Libro reservó un espacio, denominado “Nuevo barrio”, dedicado a las pequeñas editoras independientes locales, que cede de forma gratuita a quienes nunca han podido tener presencia en el evento por falta de capital para que puedan favorecer su colaboración con otras empresas de exterior.

“Siempre una feria es un lugar de constatación de sí mismo. Uno se pone en referencia y coordinación, es un lugar de apertura”, explicó a Efe Claudia Schvartz, participante del espacio Nuevo Barrio, quien comparte esta oportunidad para hacer llegar sus libros al mundo y recibir nuevo material con una veintena de empresas de perfil similar.

Estas jornadas son la antesala de la 42 Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que se inaugurará este jueves y que, hasta el 9 de mayo, ofrecerá una intensa oferta cultural al público asistente.

Serán unas 1.500 actividades repartidas en 21 días y entre las que se destacan conferencias, presentaciones de libros, firmas de ejemplares, un festival de poesía o encuentros con autores de la talla de Mario Vargas Llosa y John M. Coetzee, entre otros.

Más de 1,2 personas visitaron el recinto durante 2015, una cifra que esperan que aumente en esta edición que contará, además, con Santiago de Compostela, ciudad del noroeste de España, como invitada de honor. EFE (I)