Ecuador. Domingo 26 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las mujeres parisinas de Modigliani, expuestas en una exposición en Génova

Una mujer se hace un selfi delante de la obra "Testa di Donna" de Amedeo Modigliani que se exhibe dentro de la exposición "Modigliani" en el Palazzo Ducale de Génova (Italia), hoy, 15 de marzo de 2017. La muestra abrirá sus puertas hasta el próximo 17 de julio. EFE/Luca Zennaro

Roma, (EFE).- El Palazzo Ducale de Génova (noroeste de Italia) alberga una muestra que recorre la vida creativa del artista italiano Amedeo Modigliani a través de más de cincuenta obras entre cuadros y dibujos en los que están presentes las mujeres de su vida.

Publicidad

La exposición, abierta hasta el próximo 16 de julio, se centra en los aspectos principales de la obra del artista de Livorno: los retratos de amigos y conocidos y los desnudos de modelos que compartieron su vida en el París de principios del siglo XX.

Modigliani es conocido por sus retratos de mujeres, de los cuales algunos pueden disfrutarse en Génova como “Desnudo sentado” (1917) o el “Gran desnudo” (1918), obras que provocaron un gran revuelo en el París de la época, donde el artista las presentó.

Sus retratos se caracterizan por los rostros ovalados, los cuellos sutiles y los ojos sin pupilas, influidos por composiciones cubistas y casi siempre sobre fondos neutros que dan mayor relevancia a las figuras.

Es el caso de “Chica de pelo negro” (1918) o “Joven de cabellos rojos” (1919), ambos en exposición en el Palazzo Ducale.

Unas retratadas a las que el artista no se limitaba a pintar superficialmente, sino con las que intentaba establecer un diálogo para captar su sensibilidad, lo que provocaba unos dibujos apartados del realismo.

Foto .artsblog.it

Las obras de la muestra de Génova se reparten en varias salas en las que se describen las diferentes etapas de la vida de Modigliani, desde su infancia y llegada a París en 1906, donde era conocido como Modì, hasta su muerte a los 35 años a causa de la tuberculosis.

La exposición de Génova presta especial atención a las influencias de Modigliani en la vanguardia artística del momento, agrupada bajo la Escuela de París, en la que destacaba su gran amistad con el pintor polaco Moïse Kisling, que cuenta con una sección propia en la muestra.

Otros de los artistas de la época con los que Modigliani trabó amistad fueron el pintor ruso Chaim Soutine o el poeta francés Jean Cocteau, a los que pintó un retrato en 1916 y 1917 respectivamente, ambos presentes en la exposición genovesa.

Otra de las secciones de la muestra señala sus primeros años en la capital francesa, en la que comenzó a orientar sus obras a la escultura, bajo la influencia de las figuras africanas y las del artista rumano Constantin Brancusi.

Casi la mitad de las obras del Palazzo Ducale genovés son dibujos, entre los que se encuentran “Retrato de un hombre” (1900-1902), pintado cuando aún no se había transferido a París, “Cabeza de frente” (1912-1914), “Cariátide” (alrededor de 1913), provenientes de colecciones privadas, o “Retrato de Lunia Czechowska” (1919), llegado desde Francia.

Además de sus obras, lo visitantes también podrán observar la carta que escribió en 1910-1911 a su hermano Umberto, al que además dedicó el dibujo “Cabeza de frente” poco después.

Junto a la exposición, se desarrollará en los próximos meses una serie de encuentros sobre el pintor italiano, tres conciertos de música de la época de los compositores Igor Stravinski y Alfredo Casella y la proyección de la película “Modigliani” (2004). EFE

jcg/gsm/cr