Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mayne-Nicholls es acusado de irregularidades en su mandato

El jueves pasado, el secretario general del Tribunal de Disciplina, Oscar Araya, se dirigió al hogar de Harold Mayne-Nicholls y a la oficina particular del ex primer vicepresidente de la ANFP, Felipe Israel, para notificarles personalmente que estaban citados para el próximo martes 3 de enero, a la sesión ordinaria de la Primera Sala que encabeza Angel Botto.


Publicidad

La suerte del funcionario fue dispar, pues al ex timonel de la Asociación no lo encontró en su morada, por lo que debió dejar una copia con la citación. Mientras, que a Israel sí lo ubicó, pero el empresario se negó a firmar la notificación. Este hecho, en todo caso, no la invalida.

El motivo de que ambos ex dirigentes del fútbol chileno sean llamados a declarar, se enmarca en la investigación que comenzará a realizar la mesa encabezada por Botto, después de que el directorio de Sergio Jadue enviara los antecedentes por supuestas irregularidades en el mandato del periodista.

Las acusaciones presentadas por la actual mesa de la Asociación en contra de Mayne-Nicholls e Israel se basan en un contrato de prenda firmado al estudio jurídico Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados el día anterior al dejar el mando (13 de enero de 2010).

De acuerdo con los antecedentes enviados por el directorio del calerano a la Primera Sala, la mesa de Mayne-Nicholls cedió 150 millones de pesos, descontados de un contrato de Entel, sin el consentimiento del Consejo de Presidentes.

También, les reclaman el pago de los finiquitos, ese mismo 13 de enero, a los ex funcionarios de la Asociación Carlos Morales, Eduardo Rojas y Claudio Olmedo. Y la cancelación, según el actual directorio de manera irregular, de $ 27.000.000 a la empresa Play Group, por organizar un torneo de fútbol playa.

Además, existe una cuarta acusación por desvíos de recursos que entregó la empresa Celulosa Arauco, para la reconstrucción de dos canchas sintéticas en Constitución que fueron destruidas por el terremoto.

En la acusación se establece que casi un tercio de los US$ 282.038 fueron destinados a Cobreloa para la “recuperación de gastos de la cancha sintética Proyecto Goal”.

Justamente, por esta misma razón también fue notificado, vía fax, para presentarse a declarar el mismo martes 3 de enero, el presidente de los loínos, Javier Maureira.

Posibles sanciones

Tanto Mayne-Nicholls como Israel y Maureira arriesgan sanciones por parte del Tribunal de Disciplina.

Estas van desde una amonestación por escrito hasta la inhabilidad por un período determinado o, incluso, de por vida para ejercer como dirigente de fútbol.

Fuente: Diario La Tercera