Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Felipe Caicedo habla de la revancha ante el Athletic Bilbao

El jugador ecuatoriano del Lokomotiv de Moscú Felipe Caicedo ha manifestado hoy que “el ambiente de San Mamés”, donde mañana se enfrentará su equipo al Athletic en la Liga Europa, “es diferente al del resto de España, mucho más inglés”, pero “nada del otro mundo”.


Publicidad

“La gente anima y aprieta desde el primer minuto, pero tampoco nada del otro mundo. En Rusia hemos vivido ambientes hostiles como en los campos del Zenit o el Anzhi. Hay que encarar el partido con ganas y concentración, luchar contra todo y pensar en positivo”, ha explicado el delantero ecuatoriano en la rueda de prensa oficial previa al partido de mañana.

Caicedo ha destacado que el Athletic de esta temporada “ha cambiado muchísimo” respecto al que él conocía de su etapa en la Liga española, en el Málaga y el Levante, ya que “ahora juega con una filosofía más de jugar al fútbol que de tirar la pelota desde la defensa a los delanteros”.

“Debemos culminar aquí la buena actuación de la segunda parte de Moscú y aprovechar la ventaja. Sabemos lo que nos espera y será un partido complicado, pero estamos mentalizados para conseguir la clasificación”, ha concluido Caicedo.

Por su parte, el entrenador del Lokomotiv, José Couceiro, ha subrayado que no pueden “pensar en defender el empate a cero”, que les daría el pase a la siguiente eliminatoria tras ganar 2-1 en el Luzhniki, y que su intención es marcar al menos un gol, como en sus cuatro anteriores partidos de Liga Europa como visitante.

“En ese sentido, las estadísticas son favorables a nosotros, fuera de Moscú siempre marcamos. Eso significa que no somos un equipo que viene a Bilbao exclusivamente a defender, aunque respetamos al Athletic y sabemos que es un equipo excelente”, ha señalado el técnico portugués.

Couceiro ha señalado también que “Bilbao es una ciudad que vive el fútbol” y que, por ello, deben “estar felices y disfrutar de un ambiente tan bueno como el que proporciona San Mamés”, si bien, ha matizado, “con control de las emociones”.