Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dani Alves denuncia por Twitter racismo en el Bernabeu

Foto de archivo. Dani Alves. Foto AP.

Dani Alves fue uno de los protagonistas del partido de ida de la Copa del Rey. Sin duda, fue uno de los jugadores más activos en el Barcelona y, su carácter guerrero, le hizo estar en gran parte de las refriegas del partido. Al término del choque, el jugador aseguraba a través de la red social Twitter que el Santiago Bernabéu le había proferido insultos racistas durante el encuentro.


Publicidad

Horas después de que se terminara el partido, el lateral brasileño hacía público el siguiente mensaje: “Gran trabajo de mi equipo, lastima el resultado y más lastima aun la cantidad de racistas que hay en algunos lugares, pero soy feliz como soy, gracias”, señaló. El defensa fue claro al respecto, criticando la actitud de un estadio que cargó contra el internacional con la ‘canarinha’ en varias ocasiones.

Pocas horas después de su comentario en Twitter, el defensa brasileño apareció en rueda de prensa, respondiendo a todas y cada una de las respuestas que le hicieron al respecto. Considera que es muy difícil acabar con el racismo, y que la única solución para tratar de evitar que este tipo de situaciones se sigan dando en los terrenos de juego es que se lleven a cabo castigos importantes a aquellos que tomen estas actitudes xenófobas.

“No me planteé irme del campo. No me refiero a este sitio puntualmente, digo esto de todos los campos. Hay gente que lucha contra esto, que intenta que no haya esto en los campos, pero no se ha conseguido. Es una lástima. Puedes caer mejor o peor, pero la gente tiene que ir a animar a su equipo y lo demás sobra. Por desgracia, es una guerra para mí perdida, hasta que no se tomen medidas drásticas”, señaló.

Ésta no es la primera vez que Dani Alves denuncia esta situación en el fútbol español. A pesar de ello, el brasileño no quiso darle más importancia a lo ocurrido, más que criticar la actitud de un sector del público. El racismo no tiene cabida en el deporte, una triste situación cuyo último episodio ha tenido lugar este miércoles entre los dos ‘grandes’ de la Liga española, pero que por desgracia es demasiado habitual.

De igual manera, criticó la actitud de los jugadores del Madrid sobre el césped: “Los partidos sólo son tranquilos cuando ellos ganan. Desde que estoy en el Barça siempre han intentado jugar un poco más del límite. Hay gente que debería controlar eso. Son decisiones que hay que tomar. Nosotros solo tratamos de jugar al fútbol. No quiero entrar en polémicas ni valorar ese tipo de cosas”, finalizó.