Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mourinho dice que no siente presiones en Chelsea

LONDRES (AP) — Un José Mourinho “más relajado” dijo que regresa a Chelsea decidido a iniciar una etapa de estabilidad luego de una década de cambios constantes en Stamford Bridge.


Publicidad

El portugués ofreció el lunes su primera conferencia de prensa desde que se anunció su retorno al club de Londres y se mostró más calmado que de costumbre.

Quien alguna vez se describió a sí mismo como “alguien especial”, dijo que hoy era “alguien feliz”.

Aseguró que no hubo una ruptura de relaciones con el dueño del club Roman Abramovich cuando se desvinculó del Chelsea abruptamente a comienzos de la temporada 2007-08, tras sacar campeón al club en el 2005 y 2006.

Desde entonces se sucedieron siete técnicos y Mourinho siguió cosechando éxitos con Inter y Real Madrid.

“Vamos a trabajar juntos y las condiciones para tener éxito y darle al club lo que desea, que es estabilidad, son mucho mejores”, declaró Mourinho ante más de 200 periodistas en el Stamford Bridge.

Mourinho estuvo tres temporadas en el Real Madrid y el único título grande que conquistó fue una liga española. Se desvinculó del club tras tener duros enfrentamientos con la hinchada y algunos jugadores.

Sin embargo, cuando le preguntaron si está reblandecido, respondió que sí.

“Puedo manejar mejor mis emociones y me mantengo más tranquilo en la victoria, y no me deprimo tanto en la derrota”, manifestó.

Mourinho también ganó una Copa de la Asociación de Fútbol y dos veces la Copa de la Liga en su primer paso por Chelsea, pero no pudo darle a Abramovich lo que el empresario buscaba, la Liga de Campeones.

Ese trofeo se lo dio finalmente Roberto Di Matteo el año pasado. El italiano, no obstante, fue despedido tras un mal comienzo de temporada, que incluyó la temprana eliminación del club de la Liga de Campeones. Lo relevó en forma interina el español Rafael Benítez, que sacó al club campeón de la Liga Europa y lo clasificó nuevamente a la Champions. Benítez, no obstante, había sido contratado a título interino y no le renovaron el contrato.

Mourinho ganó la Champions con Porto en el 2004 y con Inter en el 2010.

“La Champions no puede ser una obsesión para mí porque me siento satisfecho de haberla ganado dos veces”, expresó Mourinho. “Y tampoco creo que sea una obsesión para el Chelsea porque ya también la ganó”.