Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Nacional venció a la Catolica y se aleja del descenso

Archivo

Quito, 12 de septiembre (API)- Partido de lo más calmado en el césped el Atahualpa. Los goles llegaron en momentos clave y El Nacional se dedicó a controlar a un insípido equipo de Soler que no tuvo una sola buena idea en 90 minutos. La defensa criolla parece haberse encontrado. Los laterales juegan cerca de los centrales y éstos, a su vez, conectan mucho con los dos stoppers que plantea Zambrano.


Publicidad

El primer tanto del match nació de la iniciativa de uno de los que más sabe. Pablo Palacios agarró ángulo y marcó un golazo desde fuera del área. El ‘Cabezón’ trajo un poco de su magia pasada a la noche quiteña que tuvo muy poca gente en el cemento del Atahualpa y aún menos vértigo en la cancha.

El Nacional seguía dominando. Con todo bajo control, los criollos se dedicaron a rotar la redonda por todo el frente. Así llegó la segunda. Un balón náufrago dejado por la defensa ‘Camaratta’ fue cazado por el hábil Alejandro Villalba que amagó, mostró, quitó y definió ante un Galíndez que no tuvo nada qué hacer.

Con la victoria de 2 a 0 en el electrónico, El Nacional se relajó y empezó a controlar a un rival tímido y con muy poco panorama. La segunda mitad fue de posesión y lentitud. Octavio Zambrano mandó a su equipo a mandar el partido a la congeladora y fue sacando a sus figuritas en ataque para armar un andén de volantes que jugaron a la espalda de Tito Valencia, Pablo Palacios y., mucho después, de Miguel Parrales.

Soler parece no encontrarle la vuelta al ‘Trencito Azul’. Se pierde tiempo, se han cambiado jugadores de posición y el esquema no rinde. Los Patta y Facundo Martínez no tuvieron brújula. El Nacional armó un equipo cortito que salió a defender al límite para no dar chances a pelotazos largos o contraataques furtivos.

Los ‘Puros Criollos’ lograron tres puntos light, sin despeinarse. Alcanzaron la línea de Liga y, por ahora, dejan los nervios de lado. La siguiente escala será ante Liga de Loja en el Atahualpa nuevamente. Para Católica le entra el miedo. Independiente del Valle será su rival y tienen la necesidad imperativa de conseguir un triunfo que los ayude a salir del vértigo de la zona de descenso.