Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

América y Santos le rindieron homenaje al “Chucho”

México DF, 11 de octubre (API).- Dos equipos que lo recordarán por siempre. El fallecido delantero ecuatoriano, Christian Benítez, fue homenajeado en el Estadio Azteca ante unas 20.000 personas. El duelo amistoso lo ganó el América por 3 a 1 al Santos. Hubo reconocimientos de todo tipo y hasta un minuto de ovación. Un campeón nunca se va…


Publicidad

En medio de un cariño enorme, América y Santos jugaron su amistoso en honor a Christian Benítez. Los hijos del fallecido delantero ecuatoriano dieron el balón a los capitanes de ambos equipos para que se diera el puntapié inicial. Al minuto 11, se paró el partido para que se brinde una ovación de 60 segundos por los asistentes al Estadio Azteca. Los presidentes de los clubes entregaron placas y camisetas conmemorativas al padre y la viuda del ‘Chucho’. Los aficionados gritaron una y otra vez: “Olé, olé, olé… Chuchooo, Chuchooo”. Lindos momentos.

Ya el partido fue otra cosa. Antonio Mohamed puso un equipo titular que fue mutando con el pasar de los minutos por las Águilas. Del lado lagunero, el equipo fue casi un calco del que viene actuando normalmente durante la Liga MX. El match se abrió a los 40 segundos cuando, madrugadito, Luis ‘Quick’ Mendoza puso el 1 a 0 para los azulcremas. Ronaldo Cisneros sorprendía, a los 18 minutos, a la defensa del América con el tanto de la igualdad. Luego vino el penal en contra de Michael Arroyo que, con una maestría bárbara, Luis Gabriel Rey capitalizó ‘A lo Panenka’. Con ello, el descanso y más mimos para la familia del Chucho.

La segunda parte tuvo un partido mucho más lento. Tanto América como Santos jugaron con el freno de mano puesto y reservaron energías. Recién en la recta final del cotejo, Luis Ángel Mendoza marcó el tercero y cerró una victoria sencilla para las Águilas. Tras el pitazo final, la familia de Christian Benítez volvió poblar la mitad de la cancha del Azteca para recibir varios regalos más en representación de la Liga MX, el gobierno mexicano y los dos equipos priostes del homenaje.