Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Nacional y Católica igualan en el Atahualpa (1-1)

QUITO 19 DE NOVIEMBRE DE 2014, En el estadio Atahualpa Nacional enfrenta a la Universidad Católica FOTO API/JAVIER CAZAR

Quito, 19 de noviembre (API).- En el estadio Atahualpa, El Nacional empató 1-1 con la Universidad Católica y se aleja de las copas internacionales.


Publicidad

Un partido de dos caras. El primer tiempo El Nacional fue el dueño y señor del fútbol. En el segundo, Católica pudo haberse llevado el match y tres puntos vitales. Sumaron, pero que lejos quedaron de protagonizar un buen encuentro. Uno y uno para la justicia divina.

El Nacional arrancó a toda máquina y consiguió la ventaja gracias a una buena arremetida de Tito Valencia que se calzó el papel de número 9 para sorprender a los Camaratas. Buen nivel del delantero ex Deportivo Quevedo que ya suma 6 tantos en 11 partidos jugados con la casaca de los Puros Criollos.

El descanso cayó con mejor semblante para los de Octavio Zambrano que tenían la posesión y hacían un equipo cortito para el achique en campo contrario. Universidad Católica naufragaba y perdía el control de sus emociones ante un rival consciente de sus problemas.

Al margen de lo visto, Célico mandó a su equipo a tomar riesgos que podían parecer absurdos. El atrevimiento del entrenador le dio ese plus a la Chato que levantó su moral y se fue con todo hacia adelante. Una nueva falla defensiva del Rojo, confirmó aquello que decía Octavio Zambrano en la semana: “Somos un equipo de 45 minutos”. Así fue que Wila apareció en el área del Rojo y definió ante la pasividad de una zaga sin alma. Décimo séptimo gol para el killer Camarata en lo que va de la temporada.

El match terminó con los dos equipos yendo con más garra que otra cosa hacia el arco contrario. Equipos destruidos por el trajín y resignados al empate. La igualdad los madrugó a tiempo. Resultado justo, fue un tiempo para cada uno.