Ecuador. Sábado 21 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sin Neymar, Barcelona cede tercer empate consecutivo

El jugador de Barcelona, Lionel Messi, festeja un gol contra Deportivo de La Coruña por la liga española el sábado, 12 de diciembre de 2015, en Barcelona. (AP Photo/ Emilio Morenatti).

BARCELONA, España (AP) — Lionel Messi marcó su quinto gol en seis partidos tras regresar de una lesión e Ivan Rakitic anotó su primero del campeonato, pero el Barcelona acusó la baja por lesión de Neymar y cedió el sábado su tercer empate consecutivo en todas las competiciones al igualar 2-2 con el visitante Deportivo La Coruña en la liga española.

Publicidad

El Barsa, que entre semana niveló 1-1 con el Bayer Leverkusen en la Liga de Campeones y hace una semana también se repartió los puntos, 1-1, con el Valencia en el campeonato doméstico, aún lidera el torneo con 35 puntos por la 15ta fecha, pero podría verse alcanzado en la clasificación por el Atlético de Madrid si el equipo que dirige el argentino Diego Simeone, actualmente con 32 unidades, gana el domingo al Athletic de Bilbao. El Real Madrid, que clasifica tercero con 30 puntos, cerrará la programación dominical en cancha del Villarreal.

El Deportivo, sorpresivo sexto clasificado con 23 unidades, se benefició de la ausencia de Neymar, quien vio el partido desde la grada, esperanzado en poder disputar el Mundial de Clubes que el Barsa empezará a jugar el jueves en Japón.

Messi puso en ventaja al Barsa con un golazo de tiro libre directo a los 39 minutos y Raktic amplió a los 62, pero los de Luis Enrique no supieron mantener su foja perfecta en su estadio y, como la pasada campaña por la última fecha, permitieron la reacción del Deportivo, que niveló con tantos de Lucas Pérez (77) y Alex Bergantiños (86).

“Ha sido inexplicable, sobre todo al final, cuando se nos escapó el control y dimos facilidades”, lamentó el volante Andrés Iniesta. “Se nos van puntos en dos semanas que hacen que se apriete todo un poco más. Ahora toca cambiar el chip, porque nos jugamos un título”.

El Deportivo jugó con tres puntas y el objetivo de inquietar al Barsa cuando tenía la pelota, lanzando rápidos contragolpes tras el robo, siempre buscando la figura de Pérez, hábil al primer toque y letal en el área. Y así surgió la primera gran oportunidad de gol del partido, con apertura de Pérez para Juanfran Moreno y centro de ese a Jonathan Rodríguez, quien erró el control y permitió la felina intervención del chileno Claudio Bravo para abortar la jugada.

Con el paso de los minutos, los locales se fueron haciendo con el control de la escena, echando atrás al cuadro coruñés, que mantuvo en todo momento sus ambiciones ofensivas. Aunque el Barsa echaba de menos la espontaneidad de Neymar, Messi, Suárez e Iniesta tomaron la iniciativa, buscando abrir boquete en la defensa deportivista, bien colocada y tensionada.

La circulación de balón era menos veloz de lo habitual en el cuadro azulgrana, insistente en penetrar por el centro ante la falta de recorrido de sus laterales. Pero lo que el equipo de Luis Enrique no logró en movimiento lo consiguió Messi a balón parado. El argentino probó primero con un tiro libre desde la derecha, bien atajado por su compatriota Germán Lux; pero el segundo intento del rosarino, minutos después y con la pelota a 22 metros del arco, resultó imparable para el arquero visitante, vencido en la medida comba al rincón izquierdo.

El descanso le vino bien al Deportivo y no tanto al argentino Javier Mascherano, que arrancó la segunda parte con dos errores de bulto que bien hubieran podido conllevar el empate, pero ni Faycal Fajr ni Rodríguez acertaron ante Bravo.

Suárez buscaba con ahínco el segundo por el Barsa mientras Messi medía sus esfuerzos en su sexto partido desde que regresara de una lesión de dos meses. El ataque estático basado en el transito horizontal de la pelota acabó dándole premio al conjunto de Luis Enrique gracias a un arrebato vertical de Rakitic, quien soltó un zapatazo cruzado desde fuera del área también inalcanzable para Lux.

Con dos goles en contra, Miguel Cardoso salió desde la banca y revolucionó el partido, primero con un disparo que Mascherano desvió al travesaño, luego con una astuta asistencia para Pérez, quien controló con la zurda antes de batir a Bravo al poste largo.

Pudo sentenciar por el Barsa Munir El-Haddadi, también ingresado desde la banca, pero falló con todo a favor tras rechace de Lux a tiro de Dani Alves.

El error del canterano pesó aún más poco después, cuando el Barsa encajó el empate en su enésima mala transición defensiva, resuelta con derechazo cruzado de Bergantiños que evitó el cruce de Mascherano, el vuelo de Bravo y encontró el premio de la red.

La programación sabatina se completa a continuación con los partidos Celta de Vigo-Espanyol, Levante-Granada, Sevilla-Sporting de Gijón y Las Palmas-Betis. (D)

Publicidad