Ecuador. Lunes 26 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil afirma que la “barbarie” de Estambul no alterará la seguridad en Río

La presidenta brasileña Dilma Rousseff admira la antorcha olímpica durante su presentación en una ceremonia en Brasilia, Brasil, el viernes 3 de julio de 2015. Brasil será la sede de los Juegos Olímpicos de 2016. (Foto AP/Joedson Alves)

Río de Janeiro, 29 jun (EFE).- El secretario extraordinario de Seguridad para Grandes Eventos del Ministerio de Justicia de Brasil, Andrei Rodrigues, quien será responsable de coordinar el dispositivo de seguridad de los Juegos Olímpicos de Río 2016, dijo hoy que la “barbarie” de Estambul no alterará la planificación prevista.

Publicidad

“Lo de Turquía es una nueva barbarie, una acción absolutamente reprobable, que nos lleva a aumentar nuestra atención, pero Brasil ya adopta las mejores políticas internacionales de seguridad para grandes eventos”, dijo Rodrigues en una reunión con corresponsales extranjeros en la sede del Comité Organizador Río 2016.

Recalcó que el equipo de seguridad de los Juegos está analizando lo sucedido en el atentado que tuvo lugar este martes en Estambul, al igual que como hicieron tras los atentados de Francia y Bélgica.

“En el caso del combate al terrorismo, Brasil ya ha contemplado todas las medidas posibles, por lo que no vamos a cambiar nuestra planificación”, precisó Rodrigues.

Reconoció que ante la celebración de un evento de este tipo la “amenaza siempre existe”, pero dijo que el país está “preparado” y aceptó la posibilidad de que la planificación sea modificada durante los Juegos debido a que la “seguridad es un proceso dinámico”.

El secretario hizo énfasis en las medidas de control de personas que están siendo aplicadas desde meses antes, y que han llevado a rechazar 7.262 solicitudes de acreditación al comité organizador.

Esta cifra representa un 1,84 % del total de las 393.939 solicitudes recibidas por el Comité Organizador Río 2016.

Añadió que este proceso de verificación de antecedentes penales ha permitido a las autoridades arrestar a dos ciudadanos brasileños que pretendían trabajar en empresas subcontratadas para el certamen.

Respecto a si la actual crisis política y económica que afronta Brasil podría afectar a la seguridad durante los Juegos, aseguró que estos hechos no tendrán “ninguna influencia”.

Aseguró que la presencia de 85.000 miembros de las fuerzas del orden en la ciudad durante el evento está garantizada y negó que se haya recortado el presupuestario por parte del Gobierno Federal.

Anunció que el Gobierno de Río de Janeiro ha aprobado una partida equivalente a 877,1 millones de dólares para paliar la situación de los cuerpos de seguridad estatales, que desde hace meses denuncian que los recortes podrían poner en peligro la seguridad del evento.

“Los cambios políticos no han alterado en absoluto la planificación, que fue llevada a cabo por técnicos”, dijo sobre el cambio de Gobierno que se produjo el pasado 12 de mayo cuando la presidenta suspendida Dilma Rousseff fue apartada temporalmente del cargo mientras afronta un juicio en el Senado.

Está previsto que la Cámara Alta adopte una decisión sobre la posible destitución de Rousseff durante la celebración de los Juegos, lo que podría provocar una serie de protestas en el país, que afectarían el normal desarrollo del evento deportivo.

Ante este escenario, Rodrigues afirmó que las fuerzas de seguridad velarán para que las personas “puedan ejercer su derecho a expresarse”, pero advirtió que también deberá ser respetado el derecho de quienes tengan intención de asistir a los Juegos. (D).

Publicidad