Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Europa aprueba el rescate bancario para España

MADRID (AP) — Europa aprobó el viernes las condiciones del rescate para sanear el problemático sistema bancario español, mientras en Madrid el gobierno presentaba un nuevo cuadro de previsiones macroeconómicas que prolonga el escenario de recesión hasta 2013.


Publicidad

Lejos de calmar los mercados, las pobres expectativas de la economía ibérica dispararon la alarma entre los inversionistas. El bono español a 10 años se disparó 25 puntos básicos y alcanzó un interés del 7,22% en el mercado secundario, un nivel considerado insostenible para financiarse y que podría empujar al país a un rescate total y no sólo financiero por parte de Bruselas como ya sucedió con Grecia, Irlanda y Portugal.

El Eurogrupo, que reúne a los 17 ministros de Hacienda de los países que comparten el euro, dio luz verde al programa de asistencia financiera de hasta 100.000 millones de euros (122.900 millones de dólares) que se inyectará en cuatro tramos y estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2013.

Un primer tramo de ayuda de hasta 30.000 millones de euros (36.900 millones de dólares) estará disponible antes del 31 de julio. Pero esa cantidad no se desembolsará, salvo caso de urgencia.

La cantidad concreta del rescate está a expensas del dinero que necesite cada banco, que se determinará después de una serie de auditorías y pruebas de resistencia cuyos resultados se conocerán en septiembre.

Los intereses de devolución que deberá pagar España todavía no se conocen, pero el vencimiento medio será de 12,5 años, según informó el Eurogrupo tras una reunión por videoconferencia.

El objetivo del plan, el cuarto de este tipo puesto en marcha por Europa desde que comenzó la crisis de deuda en 2009, es sanear la banca española, ahogada en un mar de activos tóxicos, hipotecas, suelo, promociones y viviendas devaluadas por el colapso inmobiliario.

Pero la aprobación definitiva del rescate no logró calmar las aguas, que bajan muy revueltas en los mercados y en las calles del país después de las multitudinarias manifestaciones del jueves en contra de los últimos recortes aprobados por el gobierno.

Madrid empeoró sus previsiones macroeconómicas. El PIB caerá 1,5% en 2012 y se contraerá un 0,5% en 2013, en comparación con la anterior estimación de ligero crecimiento de 0,2%.

En tanto, el desempleo se mantendrá por encima de 24% durante los próximos dos años.

“Hay muy poco margen de maniobra”, admitió el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

En una catarata de malas noticas, la región de Valencia, una de las más ricas entre las 17 en que se divide el país, se vio obligada a pedir liquidez al gobierno central a través de un fondo de reciente creación al no poder sostener sus servicios públicos.

Curiosamente, ese fondo de “rescate local” está dotado en una tercera parte con una partida de 22.000 millones de dólares provenientes de los servicios de Loterías y Apuestas del Estado.

Valencia fue una de las comunidades que más creció al abrigo del desarrollo inmobiliario, pero el pinchazo de la burbuja ha dejado sus arcas públicas casi vacías. Para recibir dinero del Estado, el gobierno local deberá cumplir estrictas condiciones presupuestarias.

La decisión de Valencia y las malas perspectivas económicas dispararon la tensión en los mercados. El selectivo Ibex-35 de la Bolsa de Madrid cedió 5,8%, la mayor caída desde mayo de 2010, y la deuda española a largo plazo escaló a otra cifra récord de 7,22%.

“Con el bono a 10 años en esos niveles, España podría necesitar un rescate soberano de su economía”, explicó Mark Miller, analista de Capital Economics en Londres. “Que la economía española no vaya a crecer hasta 2014 es lo último que los mercados necesitaban oír”, añadió.