Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Felipe de Borbón clausura encuentro empresarial hispano-ecuatoriano

El príncipe de Asturias emplazó este viernes a las empresas españolas a emplear el “gran potencial” de que disponen para afrontar la crisis, ya que “momentos difíciles” como los actuales posibilitan “dar pasos a oportunidades que puedan ser aprovechadas” con una mayor implantación en mercados más amplios.


Publicidad

Felipe de Borbón lanzó este mensaje ante un foro de empresarios españoles y ecuatorianos reunidos en Quito para analizar las posibilidades de negocio en este país, que el heredero de la Corona española visita por vez primera junto a la princesa Letizia.

Más allá de respaldar a las firmas españolas asentadas en el país andino, en su discurso de clausura instó a todas las empresas de España a reforzar su “creatividad y dinamismo” ante la crisis, algo que en su opinión “debe traducirse claramente en una mayor proyección e implantación en mercados cada vez más amplios”.

Porque, explicó, “el espíritu emprendedor, unido a la apertura hacia nuevos mercados y oportunidades son herramientas muy valiosas y necesarias para superar con éxito las dificultades”.

Como ejemplo puso a las entidades que han decidido asentarse en Ecuador, exponentes todas de una Marca España que representa “calidad y excelencia”.

Indicó además el príncipe que en un mundo “cada día más global y más competitivo” es preciso que la interdependencia económica y financiera se convierta “en un activo y una plataforma de nuevas oportunidades”.

Y remarcó que ese espíritu emprendedor “no desfallece ante las adversidades de un entorno favorable” y se da en España porque tiene “empresas punteras, competitivas, modernas e innovadoras” en muchos sectores productivos.

El balance de las relaciones económicas bilaterales entre Ecuador y España es según el príncipe Felipe “muy positivo”, fundamentadas “en la tradición, la intensidad y la amplitud de nuestros vínculos”, en una “cultura y valores comunes” y “en el buen entendimiento, tanto a nivel público como privado”.

La traducción en cifras es un comercio bilateral próximo a los 1.000 millones de dólares al año, máximo histórico logrado por un crecimiento del 45%.

“No hay duda de que la crisis económica ha empujado a empresas españolas a buscar mercados en el exterior y que Ecuador se ha situado con fuerza como un destino prometedor”, ha proclamado.

Arturo Fernández, vicepresidente primero de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), intervino también en el foro, donde hizo hincapié en los esfuerzos del Gobierno de Rafael Correa para consolidar un marco jurídico que fomente las inversiones españolas en el país andino, por cuyo crecimiento apostó.

Unos 200 empresarios españoles y ecuatorianos participaron en las dos jornadas de este encuentro, en cuya apertura estuvo presente el propio presidente Correa.

España ve con mucho interés que las empresas españolas puedan tener oportunidades de negocio en un país como Ecuador, cuyo crecimiento anual se sitúa en torno al 5 por ciento y que está aprovechando el fuerte despegue de las economías sudamericanas.

Además, según destaca el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia, que acompaña a los príncipes en su viaje oficial,Ecuador goza de estabilidad política.

Una de las claves de estas buenas relaciones es el hecho de que en España estén afincados más de 400.000 ecuatorianos, lo que supone la primera colonia latinoamericana asentada en el país.

Actualmente hay una treintena de empresas en Ecuador, implantadas en sectores que abarcan desde la energía, las telecomunicaciones o la pesca.

Los ámbitos sectores más atractivos para los españoles son las infraestructuras, el transporte y el energético. EFE

Video relacionado:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=a2lAc7dyksQ[/youtube]