Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Huelga de trabajadores portuarios paraliza embarques en puertos argentinos

Buenos Aires, 12 jul (EFE).- Una huelga convocada por trabajadores portuarios contra un impuesto a las ganancias y en demanda de mejoras salariales paralizó hoy los embarques en los puertos agrícolas de Argentina, uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos.


Publicidad

Fuentes de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas de Argentina (Capym) consultadas por Efe admitieron que “todas las operaciones de carga están paradas”, a excepción de los embarques de transporte de combustible.

La descarga de mercancías operó en cambio con normalidad, salvo en el rubro agropecuario y en el desembarco de cereales, añadieron desde la Capym.

El paro, secundado por estibadores y recibidores de grano, comenzó a las siete de la mañana (10.00 GMT) de este viernes y obligó a posponer la salida de más de un centenar de buques de carga en todo el país, informaron medios locales.

Los puertos más afectados, que recuperarán la normalidad a primera hora del sábado, fueron los de Buenos Aires, Rosario (300 kilómetros al noroeste de la capital argentina) y Bahía Blanca (casi 700 kilómetros al sur).

En algunas ciudades, como en la capital argentina, la protesta estuvo acompañada de movilizaciones y cortes de tránsito en los que participaron cientos de trabajadores.

Los huelguistas reclaman la supresión o reducción del impuesto que grava el salario, conocido como “impuesto a las ganancias”, la retirada del tope máximo para cobrar la asignación familiar y mejoras en las condiciones laborales.

Alrededor de dos millones de trabajadores y unos 200.000 jubilados están obligados a pagar ganancias, un porcentaje que roza el 25 % de la fuerza laboral, más del doble que hace una década, según datos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

El paro coincidió con el arranque oficial de la campaña electoral argentina para las elecciones primarias del 11 de agosto, que medirán el clima político para las legislativas de octubre, decisivas para el futuro de la presidenta, Cristina Fernández.

Se trata de la segunda protesta sindical masiva de la semana, tras la huelga convocada el pasado lunes por la central camionera, que causó graves problemas de tránsito, la paralización de la recolección de residuos y desabastecimiento de combustible en varios puntos del país.

Ese mismo día, el poderoso dirigente camionero, Hugo Moyano, protagonizó una movilización en la céntrica Plaza de Mayo porteña, frente a la Casa de Gobierno, y llamó a los trabajadores a votar contra el Ejecutivo.

Moyano, gran aliado del difunto marido de Fernández y predecesor en el cargo, Néstor Kirchner, se distanció de la jefa de Estado argentina en vísperas de las elecciones presidenciales de 2011 y se ha convertido en uno de sus más agresivos adversarios.

Todas las organizaciones sindicales argentinas reclaman la retirada del impuesto a las ganancias, pero las huelgas y manifestaciones están impulsadas por los gremios “moyanistas”, enfrentados al Gobierno.

Argentina es uno de los mayores proveedores internacionales de alimentos.

Según el Ministerio de Agricultura argentino, el país suramericano lidera el ránking mundial en la exportación de aceite y harinas de soja, es el tercer exportador global de maíz y figura también entre los primeros puestos en los embarques de trigo.

Además, Argentina es el tercer productor mundial de soja detrás de Estados Unidos y Brasil y prevé una cosecha récord de unos 50 millones de toneladas para el ciclo 2012/2013.

En total, la cartera agrícola argentina estima que el país logrará una cosecha de granos de 102,6 millones de toneladas en esta campaña, unos 11 millones de toneladas más que en la anterior. EFE