Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

App de parqueo en San Francisco genera polémica

SAN FRANCISCO (AP) — La compañía responsable de una aplicación para dispositivos móviles que permite a los automovilistas de San Francisco recibir un pago cuando avisan que dejarán libre un espacio de estacionamiento público ha rechazado una orden del procurador de la ciudad de detener sus operaciones.

Publicidad

El director general de MonkeyParking, Paolo Dobrowolny, afirmó el viernes en un correo electrónico que el procurador Dennis Herrera aplica erróneamente un código policial que prohíbe la venta o alquiler de las calles de San Francisco.

Dobrowolny dijo que MonkeyParking no vende espacios de estacionamiento sino “conveniencia”. Aduciendo el derecho a la libertad de palabra, dijo que la gente tiene derecho a decirles a otros que están saliendo de un estacionamiento y recibir un pago por eso.

“Los automovilistas estacionados pueden ganar algún dinero avisando a los conductores la hora en la que se irán de un sitio”, dijo Dobrowolny. “Solo da a nuestros usuarios todo lo que necesitan para estar en el lugar adecuado en el momento adecuado cuando un lugar de estacionamiento queda disponible”.

“A medida que la gente sale de los espacios de estacionamiento cada día, nos aseguramos de que ese sea un momento valioso para ellos, suministrando a la vez un servicio a los conductores que buscan estacionarse”, agregó.

Herrera envió el lunes una carta a la compañía con sede en Roma amenazando una demanda si no cesa sus operaciones para el 11 de julio. Herrera también solicitó a Apple Inc. que retire inmediatamente la aplicación de MonkeyParking de su App Store. Apple no ha respondido a los correos electrónicos que le enviaron en busca de su opinión sobre el asunto y la aplicación sigue disponible.

El procurador también se pronunció contra dos aplicaciones similares para teléfonos multiusos que intercambian dinero por espacios de estacionamiento.

Dobrowolny opinó que él y las otras compañías han hallado una nueva solución a un viejo problema.

“Pagamos a la gente para suministrar esa información antes de salir de un lugar de estacionamiento. Reciben algo extra a la vez que los conductores evitan dar vueltas para estacionar”, agregó. “Todos salen ganando”.

Matt Dorsey, vocero de Herrera, calificó las declaraciones de MonkeyParking como palabrería.

“Es como una prostituta que dice que no vende sexo, sino información acerca de su disposición a mantener relaciones sexuales con alguien”, dijo Dorsey en una declaración escrita.

“Sin embargo, mientras no cambie la ley, su negocio es ilegal en San Francisco”, agregó.
___
Por TERRY COLLINS, Associated Press

Publicidad