Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina cambia jurisdicción para pago de deuda

(AP foto/Victor R. Caivano, Archivo)

Buenos Aires (AP) — La presidenta argentina Cristina Fernández anunció el martes el envío al Congreso de un proyecto de ley que permitirá pagar a los tenedores de deuda que se acogieron a la reestructuración, excluyendo al Bank of Nueva York como agente fiduciario.


Publicidad

“Buscaremos implementar instrumentos legales que permitan el cobro al cien por ciento de los títulos emitidos en el marco de la reestructuración de la deuda en 2005 y 2010”, dijo la mandataria en una cadena nacional.

Fernández entregó detalles del proyecto de ley que establece que para “salvaguardar el cobro de los tenedores que adhirieron al canje se autoriza al Ministerio de Economía a remover al Banco de Nueva York como agente fiduciario y a designar en su lugar al banco Nación Fideicomisos”.

El proyecto añade que “se crea una cuenta especial del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para el pago a los acreedores bajo la modalidad de fideicomiso” y agrega que si los bonistas lo deciden se abre la posibilidad de “instrumentar un canje por nuevos títulos públicos”.

“Esto es para los futuros gobiernos, no es para el mío. Porque si yo firmara lo que algunos pretenden, la bomba no explotaría ahora”, afirmó la mandataria.

En el discurso, grabado minutos antes de su emisión en la Casa Rosada, Fernández se mostró afectada: “Estoy un poco nerviosa, porque creo que se está estableciendo una injusticia con la República Argentina”, dijo con la voz quebrada.

El 30 de julio calificadoras de riesgo declararon a Argentina en mora al vencer el plazo para que hiciera efectivo el pago de unos 540 millones de dólares a tenedores de deuda que aceptaron los dos canjes de deuda en 2005 y 2010.

Los acreedores de esta deuda reestructurada no pudieron cobrar porque un juez federal de Nueva York congeló los fondos al entender que el país debía pagar antes y al contado a un grupo minoritario de inversores litigantes que demandan al país el pago de 1.500 millones de dólares.