Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa analiza reducción de inversión pública por caída del petróleo

Gonzalo Pizarro Sucumbíos, 08 nov 2014.- El Presidente Rafael Correa recorrió en bicicleta Gonzalo Pizarro y tuvo un desayuno popular horas antes del Enlace Ciudadano No. 398. Foto: Santiago Armas / Presidencia de la República

QUITO, Ecuador (AP) — El presidente Rafael Correa afirmó el viernes que analizará una reducción de la inversión pública y no descartó racionalizar los subsidios ante la caída de los precios del petróleo, el principal producto de exportación de este país.


Publicidad

En declaraciones a periodistas durante una visita a la amazonia, el mandatario dijo que “hemos aprovechado bien el elevado precio del petróleo mientras permaneció así … hemos aprovechado hasta el último centavo del boom petrolero y ahora que está bajando, ¿qué haremos?, reducir el programa de inversiones, pero creo que el precio del petróleo se va a recuperar“.

Ecuador exportó en el 2013 un total de 124,1 millones de barriles de petróleo, que es su principal fuente de divisas para alimentar el presupuesto fiscal.

A pesar de la reducción de los precios de este producto, entre enero y agosto de este año el precio del barril de crudo ecuatoriano está en un promedio de 94,7 dólares, aún por arriba de los 86,4 dólares que fijaron las autoridades para el cálculo del presupuesto fiscal.

Por cada dólar que baje el precio del petróleo Ecuador pierde 70 millones de dólares. El precio actual es menor a 78 dólares.

Correa señaló que “muchos subsidios hay que corregirlos porque son tremendamente irracionales, se financian mal … la mala fe de cierta prensa y la oposición sataniza los impuestos, sataniza los subsidios, eso es lo que se llama la cultura hegemónica, transmiten a través de sus medios de comunicación a los más pobres lo que les conviene a ellos, no a los más pobres”.

Aseveró que entre los subsidios que se deben racionalizar están el otorgado al gas de uso doméstico, del que se benefician por igual ricos y pobres. El gobierno impulsa el cambio de las cocinas de gas a cocinas eléctricas.

Añadió que “la buena salud de las finanzas públicas es que los ingresos permanentes cubran los egresos permanentes … el ingreso petrolero lo que cubre es el gasto no permanente que básicamente es el gasto de inversión, que se puede ajustar”.