Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU ve “absurda” falta de acuerdo sobre los fondos de Seguridad

Cuartel General del Pentágono Foto de Archivo: La República.

Washington, 22 feb (EFE).- El secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Jeh Johnson, tachó hoy de “absurdo” el debate del Congreso estadounidense sobre la aprobación del presupuesto de su cartera, la cual los republicanos pretenden supeditar a un bloqueo de las acciones migratorias de Barack Obama, a riesgo de dejar sin fondos al departamento.


Publicidad

“Es absurdo que estemos aún teniendo esta conversación acerca de la incapacidad del Congreso para financiar la Seguridad Nacional en estos tiempos tan difíciles”, dijo Johnson en el programa de CNN “Estado de la Unión”.

El secretario hizo un llamamiento de última hora para que el Congreso apruebe los fondos antes del próximo 27 de febrero, cuando vence el plazo de su liquidez, y deseó que alguien en el Legislativo “ejerza cierto liderazgo” para no dejar sin financiación a las agencias que velan por la seguridad del país.

Los republicanos de la Cámara de Representantes han aprobado ya un proyecto de ley que incluye una disposición para tumbar las medidas de inmigración del presidente, pero el Senado no logra obtener el apoyo suficiente para ser tomada en consideración ya que los demócratas quieren un presupuesto sin condiciones.

“Lo que francamente me está frustrando es que cuando voy al Senado, dicen ‘no somos nosotros, es la Cámara’, y en la Cámara dicen, ‘nosotros ya aprobamos nuestra ley, no somos nosotros”, explicó Johnson.

“Estoy esperando a que alguien ejerza cierto liderazgo”, reiteró.

Si nadie se mueve y vence el plazo, el Departamento de Seguridad Nacional tendría que dejar sin sueldo varios días a 30.000 de sus empleados y limitar considerablemente sus operaciones.

Obama anunció en noviembre pasado un paquete de medidas unilaterales para regularizar temporalmente a unos cinco millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría padres de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente en el país.

Las medidas migratorias del mandatario levantaron ampollas entre los conservadores al haber sido tomadas de manera unilateral, lo que derivó en una demanda por parte de 26 estados -gobernados por republicanos- que reclaman la inconstitucionalidad de las mismas.

Precisamente esta semana, a raíz de dicha demanda, un juez federal de Texas emitió una medida cautelar y puso en espera la entrada en vigor de las acciones ejecutivas, cuyas inscripciones para los posibles beneficiados iban a comenzar el pasado miércoles. EFE