Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Falta de liquidez de Grecia dispara el precio de los bonos

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, a su llegada a una reunión con su gobierno para informar acerca del encuentro del eurogrupo y discutir las propuestas griegas. Foto: AP/InTime News, Kostas Baltas

LONDRES (AP) — Los crecientes temores por un cese de pagos de Grecia hicieron que este jueves subieran los costos de financiamiento para el país helénico y que una destacada empresa de apuestas británica dejara de aceptar posiciones sobre la posibilidad de que Atenas salga de la zona euro.


Publicidad

Los nuevos temores fueron ocasionados por un reporte del diario británico Financial Times acerca de que el gobierno de izquierda, electo en enero, recientemente tuvo un “acercamiento informal” con el Fondo Monetario Internacional para aplazar los pagos del rescate.

Citando a funcionarios de ambos lados, cuyos nombres no reveló, el periódico dijo que Atenas fue desairada y persuadida a no solicitar un aplazamiento en dos pagos que debe liquidar en mayo al organismo internacional con sede en Washington. Grecia debe pagar al FMI alrededor de 1.000 millones de euros (1.060 millones de dólares) el mes próximo.

Para los inversionistas, el reporte fue inquietante porque muestra que al gobierno de Grecia le queda un largo trecho para convencer a sus acreedores europeos de que le liberen fondos de un rescate financiero. Desde 2010 Grecia ha dependido de un programa de ayuda por 240.000 millones de euros otorgado por socios de la zona euro y el FMI.

“Lo que preocupa es lo rápido que estas charlas ‘informales’ podrían convertirse en retrasos serios y pagos fallidos mientras Grecia se queda rápidamente sin dinero“, dijo Connor Campbell, analista financiero en la firma londinense de apuestas Spreadex.

El no llegar a un acuerdo con los acreedores significará que el país caerá en cesación de pagos, un suceso que podría obligar al gobierno a poner límites a las transferencias de dinero e incluso provocar que Grecia deje de utilizar el euro.

Los inversionistas están cautelosos y el rendimiento de los bonos de Grecia a 10 años, un termómetro del riesgo, subió un punto porcentual a casi 13%.

El rendimiento del bono a tres años es de alrededor de 28%, aunque todavía muy abajo del 120% que alcanzó en 2012, cuando los operadores pensaron que el futuro de Grecia en la zona euro pendía de un hilo.

Para la casa de apuestas británica William Hill el panorama griego es tan pesimista que ya no aceptará más posiciones sobre la salida de Grecia de la zona euro.

“Nadie está interesado en respaldar que Grecia se quede en la zona euro hasta finales de año, por eso decidimos suspender las operaciones hasta que se tome una decisión, ya sea para salir o pasar el punto de crisis y exista un plan que permita al país permanecer dentro”, dijo Graham Sharpe, portavoz de William Hill. (I)