Ecuador. lunes 20 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Petrobras vuelve a ver la luz al final del túnel con un buen primer trimestre

Petrobras.

La petrolera estatal brasileña Petrobras logró entre enero y marzo de este año su mejor resultado trimestral desde hace dos años y encadenó dos trimestres consecutivos con un balance positivo, algo que no sucedía desde junio de 2015.


Publicidad

Según divulgó este jueves la petrolera, en los primeros tres meses del año Petrobras registró un beneficio de 4.449 millones de reales (unos 1.429 millones de dólares), revirtiendo así el prejuicio de 1.246 millones de reales (396 millones de dólares al cambio actual) del mismo período de 2016.

“Sin ninguna duda, fue un buen trimestre para nuestra compañía. Estamos reduciendo gastos, con un aumento de la productividad y de la curva de producción, como habíamos prometido”, aseguró en la presentación de las cuentas trimestrales el presidente de la estatal, Pedro Parente, elegido por Michel Temer a mediados del año pasado para comandar la reestructuración de la petrolera.

Desde su llegada a la presidencia de la compañía, que es la petrolera más endeudada del mundo, Parente anunció varias medidas para reestructurar Petrobras e intentar sanear la maltrecha economía de la empresa, que en 2016 cerró por tercer año seguido en negativo, con un déficit de 14.800 millones de reales (unos 4.713 millones de dólares al cambio actual).

La petrolera se vio muy perjudicada por el descubrimiento de una gran red de corrupción que inflaba los contratos con Petrobras, que causó desvíos millonarios, y por la caída del precio del petróleo en el mercado internacional.

El director financiero de la compañía, Ivan Monteiro, atribuyó precisamente el aumento del precio del barril en este primer trimestre, que pasó de los 34 a los 54 dólares, al resultado positivo de la compañía, junto a un menor costo con la importación de petróleo, un aumento de las exportaciones y una reducción de gastos.

El resultado en el primer trimestre no fue mayor porque la directiva no incorporó en el balance la venta de su filial Nova Transportadora do Sudeste (NTS), realizada a finales del año pasado y que tendrá un impacto positivo de 6.700 millones de reales (unos 2.133 millones de dólares) en el balance del segundo trimestre.

Justamente la venta de activos es una de las estrategias lanzadas por la dirección de la mayor empresa de Brasil para recaudar dinero y poder hacer frente a su gigantesca deuda.

Entre 2015 y 2016, el plan de desinversiones recaudó 13.600 millones de dólares, mientras que para el bienio 2017 y 2018, el objetivo es vender activos por valor de 21.000 millones de dólares.

La facturación de la estatal totalizó 68.360 millones de reales (21.770 millones de dólares) en el primer trimestre, un 3 % menos que en el mismo trimestre del año anterior.

El resultado antes de intereses, impuestos, amortización y depreciación (Ebitda) sumó 25.254 millones de reales (8.042 millones de dólares), superando los 21.193 millones de reales (unos 6.749 millones de dólares) del mismo período del año pasado.

La producción media de Petrobras en Brasil entre enero y marzo fue de 2,182 millones de barriles diarios, un 10 % superior al mismo período del año pasado, mientras que la producción total de crudo subió un 9 % en la misma comparación.

La deuda líquida de Petrobras al finalizar marzo cayó un 5 % en relación al trimestre precedente y se situó en los 300.975 millones de reales (95.851 millones de dólares), gracias a la valorización del real ante el dólar.

La petrolera redujo sus gastos en un 22 por ciento hasta los 2.300 millones de reales (unos 732 millones de dólares), reflejando cortes de personal, principalmente debido al plan de incentivo para dimisiones voluntarias.

Al finalizar marzo, Petrobras tenía 65.220 trabajadores, un 17 % menos que un año atrás.

El resultado trimestral hace que la compañía vuelva a recuperar el optimismo tras dos duros años en los que tuvo que limitar todas las operaciones debido a la grave crisis financiera e institucional que atravesó.

“Nuestra percepción es de que, con los resultados que estamos entregando, el interés por las próximas licitaciones de bloques de exploración es enorme, como pudimos verificar en recientes visitas a Tokio y Pekín. Hoy, Petrobras tiene a disposición todas las fuentes de financiación disponibles en el mercado: capitales, agencias de fomento, bancos nacionales y extranjeros”, resaltó Monteiro durante la presentación del resultado. EFE