Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China y Reino Unido están interesados en la Refinería del Pacífico

Pablo Campana.

China y el Reino Unido están interesados en en la Refinería del Pacífico, proyecto insignia del anterior gobierno ecuatoriano, en el que se han hecho millonarias inversiones y que no termina de arrancar, reveló hoy el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana.


Publicidad

“En el último viaje me gustó que China e Inglaterra abrieron los ojos por la refinería del Pacífico. Estamos presentado un modelo más flexible, siempre trabajando de la mano del Ministerio de Hidrocarburos y esperamos seguir los diálogos y las conversaciones”, declaró Campana a la emisora local Radio Democracia, sin ofrecer más detalles.

Insistió en que “China se reactivó” y explicó que pese a que el actual presidente, Lenín Moreno, había anunciado sus planes de dar carpetazo al proyecto impulsado por su antecesor Rafael Correa, ha dado un plazo para buscar una salida y que las pérdidas que ocasionó no acaben engrosando la deuda del país.

ARCHIVO Obras de aplanamiento del terreno en el Aromo, sector donde esta ubicada la Refinería del Pacífico.

“El presidente nos ha dicho (a él y al ministro de Hidrocarburos) señores: tienen seis meses, tenemos que buscar inversionistas, no queremos préstamos ni créditos, el país no está ahorita para tomar esa deuda. Vamos a buscar inversionistas”, afirmó al insistir en que “la vamos a pelear hasta el final”.

El ministro ha realizado recientemente una gira por seis países en la que se ha reunido con 272 empresas y presentado un catálogo de inversiones por valor de 33.000 millones de dólares, que incluye 29 proyectos, entre ellos el de la Refinería del Pacífico, valorado entre 9.000 y 14.000 millones de dólares.

“En ese proyecto se han invertido 1.600 millones de dólares, hay que salvarlo hasta el final porque no podemos simplemente lanzarlo al gasto, virar la página y que el país pierda 1.600 millones de dólares”, insistió.

De acuerdo a un informe de Hidrocarburos dado a conocer el pasado verano, en la refinería se invirtieron 1.528 millones de dólares y arrastra cuentas pendientes que ascienden a unos 500 millones de dólares por parte de la petrolera venezolana PDVSA.

El plan inicial para su funcionamiento estimaba que con una inversión de 15.000 millones dólares se podrían procesar 300.000 barriles de crudo, cantidad suficiente para satisfacer la demanda de consumo interno de combustible, reducir la importación de derivados y fomentar el desarrollo de la industria petroquímica en Ecuador.

Sin embargo, y pese a las expectativas generadas por el anterior Ejecutivo, hasta la fecha sólo se ha allanado el terreno y no se ha concretado la refinería.

Al hilo del interés que ha encontrado en el exterior sobre la planta, Campana incidió en que “todos los proyectos se harán vía de licitación pública”, que consideró “no solo muy importante para la transparencia en el país, sino también para abrir los proyectos al mundo”.

Gracias a su periplo internacional, Ecuador ha recibido 19 cartas de interés y otras 32 empresas adicionales han expresado su voluntad de visitar el país para conocer de primera mano las ofertas presentadas, añadió.

Entre los países visitados figura EE.UU., donde mantuvo varios encuentros fructíferos y solicitó que se mantengan las preferencias arancelarias que Washington tiene previsto expirar a finales de año.

Camapana comentó que recientemente se celebró la última ronda de negociación con el Acuerdo Europeo de Libre Comercio(EFTA), con el que esperan concretar un acuerdo en diciembre. EFE