Ecuador. Sábado 22 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cruce de tuits entre Valls y “House of Cards” por la reforma laboral francesa

House of cards. Foto: .christianpost.com

París, (EFE).- Saltarse el debate parlamentario para hacer aprobar la reforma laboral en la Asamblea Nacional le valió hoy al primer ministro francés, Manuel Valls, la complicidad de los productores de la serie estadounidense “House of Cards”, que le recordaron de forma irónica que la democracia está “sobrevalorada”.


Publicidad

“@manuelvalls La Democracia está tan sobrevalorada”, indicó en su cuenta oficial de Twitter la serie producida por la plataforma digital Netflix.

El tuit está acompañado de una imagen del personaje principal de la serie, el implacable presidente estadounidense Frank Underwood, que muestra una ambición y falta de escrúpulos desmesuradas para mantenerse en el poder.

“Querido Frank, la democracia es la peor forma de Gobierno, excepto por todas las otras ;-) Nunca lo olvides!”, le contestó Valls poco después, con una cita célebre del exprimer ministro británico Winston Churchill y una fotografía de este último.

Recurrir al artículo 49.3 de la Constitución implica que el proyecto de ley queda aprobado en primera lectura en la Asamblea Nacional salvo que la oposición presente una moción de censura dentro de las 24 horas siguientes, algo que conservadores y centristas ya hicieron ayer, y que se debatirá mañana.

En caso de que una mayoría censurara al Gobierno, este se vería obligado a dimitir. Pero, de superar la moción, el texto irá al Senado para una primera lectura en esa cámara y, si hay discrepancias, pasaría de nuevo a la Asamblea, donde el Ejecutivo socialista podría servirse otra vez de ese resorte constitucional.

Esa reforma laboral está considerada una de las últimas grandes iniciativas de la actual legislatura, pero la oposición por parte de un grupo de diputados socialistas disidentes, que representan el ala más izquierdista del partido, hacía incierta su aprobación y llevó al Gobierno a saltarse el voto. EFE (I)