Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los labios de David Cameron revelan ansiedad, según estudio

David Cameron

Los labios en tensión que muestra en sus discursos el primer ministro británico, David Cameron, revelan signos de ansiedad, según un estudio psicológico que analizó el lenguaje corporal del líder “tory” publicado en la revista británica “The Conversation”.


Publicidad

La investigación ha sido realizada por las universidades de Brighton y Sussex, en colaboración con el Servicio Nacional de Salud británico (NHS, en inglés) e incluye también el análisis de los gestos y el comportamiento sobre la tribuna del líder del opositor Partido Laborista británico, Ed Miliband.

“El lenguaje corporal de ambos revela que han sido entrenados para dominar al público y ofrecer un buen discurso”, subrayó en declaraciones a Efe Harry Whitchel, profesor de psicología y coordinador del estudio.

Con vistas a las elecciones a primer ministro del Reino Unido, previstas para 2015, Miliband tiene una pequeña desventaja en su apariencia debido a su rostro de rasgos juveniles que le puede perjudicar a la hora de proyectar liderazgo, sostuvo Whitchel.

“Aunque los cuerpos de ambos líderes reflejan símbolos de nerviosismo en pleno discurso, ninguno de los dos da señales de no ser válido para el trabajo de líder”, señala la investigación.

En el caso de Cameron, el estudio expone un carácter de “mando”, así como una “presencia agresiva”, mientras que Miliband si fuese elegido como primer ministro en las próximas elecciones, y según su lenguaje corporal, mostraría un carácter más “abierto” y “tecnocrático”.

Los labios estrechos son un signo de enfado, pero el movimiento que realiza Cameron como si fuese a morderse revelan signos de ansiedad“, señaló Whitchel en su artículo publicado en “The Conversation”.

Whitchel recuerda que Cameron antes de llegar al cargo era conocido por su temor a hablar en público y por sonrojarse ante las multitudes, hechos que “ha conseguido controlar con el tiempo aunque todavía no ha conseguido eliminarlos por completo”, señala.

El estudio también muestra que Miliband coloca las manos en una posición central a la altura de su abdomen en “posición defensiva”, un sigo de “confianza técnica que es habitual en ingenieros y expertos”. EFE