Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mujer que acusa al príncipe Andrés presta declaración jurada en EE.UU.

La mujer que declaró haber tenido encuentros sexuales con el príncipe Andrés cuando era menor de edad prestó esta semana una “declaración jurada” en un tribunal de Florida, en la que sostiene que tuvo con este relaciones íntimas en tres ocasiones, “incluida una orgía”.


Publicidad

En la declaración jurada de 15 páginas, fechada el 19 de enero y a la que tuvo acceso Efe, Virginia Roberts asegura que el millonario empresario Jeffrey Epstein, convicto por prostitución de menores, la obligó a tener relaciones sexuales “varias veces” con el duque de York, a quien ella llamaba “Andy”.

Esta declaración jurada se une a la denuncia formal ya presentada en el mismo tribunal contra Epstein, quien fue condenado en 2008 por prostitución de menores y puesto en libertad tras cumplir 13 meses de cárcel.

Además, los abogados de Virginia Roberts presentaron ayer ante el mismo tribunal de Florida una carta, fechada el 14 de enero, en la que solicitan al príncipe Andrés que conteste bajo juramento a las acusaciones que pesan contra él.

Un portavoz del Palacio de Buckingham reiteró ayer en Londres que las acusaciones son “falsas y sin fundamento”, y subrayó que no hay nada que añadir a los desmentidos realizados cuando el escándalo salió a la luz el pasado diciembre.

Sin embargo, en su declaración jurada presentada esta semana ante el tribunal, Roberts hace un relato pormenorizado de su iniciación como “esclava sexual” y sus encuentros con el hijo de la reina Isabel II, de quien dice que conocía que ella tenía 17 años cuando tuvieron relaciones sexuales por primera vez, en una mansión propiedad del pederasta Epstein en Londres.

En esa ocasión, “fuimos al cuarto de baño y al dormitorio y tuvimos relaciones sexuales. Después, ‘Andy’ se fue rápidamente con su seguridad”, declaró la mujer de 31 años, quien se reafirma en su alegato de que tenía 15 años cuando Ghislaine Maxwell, hija del malogrado millonario británico Robert Maxwell, la llevó a la mansión de Epstein en Palm Beach (Florida).

Por aquellos primeros servicios sexuales a Epstein, en 1999, recibió 200 dólares.

“Nací en Palm Beach. Cuando era pequeña me encantaban los animales y quería llegar a ser veterinaria. Pero mi vida tomó un rumbo muy diferente cuando los adultos se interesaron en tener sexo conmigo”, comienza la declaración jurada de Roberts, llena de nuevos detalles y presentada esta semana en un tribunal del distrito sur de Florida.

Los documentos incluyen varias fotografías de Roberts, entre otras la comprometedora foto con el Duque de York pasándole la mano por la cadera, que la tomó el propio Epstein. En segundo plano, con un jersey blanco de cuello alto, aparece la “madame”, Ghislaine Maxwell.

Roberts detalla que, al día siguiente del encuentro sexual con el príncipe Andrés, tuvo que contar a Epstein aspectos tan íntimos como la afición fetichista del Duque de York por los pies. La estadounidense recibió de Epstein a cambio de este servicio unos 15.000 dólares.

La tercera vez que Roberts mantuvo relaciones sexuales con ‘Andy’ fue en una orgía que se organizó en las Islas Vírgenes estadounidenses, cuando ella tenía 18 años, junto con otras ocho chicas que “parecían ser menores de 18 años” y no hablaban inglés.

Escribe a continuación la mujer que la reciente declaración “enfática” del Palacio de Buckingham en la que niega sus acusaciones es “falsa e hiriente para ella”. “He tenido relaciones sexuales con él (el príncipe Andrés) y las he descrito aquí bajo juramento”, resalta.

Asimismo, niega que haya tenido ningún tipo de encuentro íntimo con el expresidente estadounidense Bill Clinton en la isla de Saint James. “Clinton estaba presente en la isla en el momento en que yo estaba también, pero nunca tuve relaciones sexuales con él ni nunca le vi tener relaciones sexuales con nadie”, afirma.

A continuación explica que ha pedido a sus abogados que “utilicen todos los medios razonables y legítimos para presentar cargos criminales contra estas poderosas personas (que cita en la declaración jurada) por los delitos cometidos” contra ella “y otras chicas”.

Desde que presentó su apelación, a la que tuvo acceso Efe, la mujer señala que su “credibilidad ha sido atacada”, pero que estos ataques no entorpecerán su compromiso de “exponer la verdad de cómo fue objeto de tráfico sexual para mucha gente poderosa”.

De esta manera, quiere ayudar a que se sepa cómo opera el “tráfico sexual” y evitar que otras chicas sufran el mismo tipo de “abuso y degradación” que vivió.

“Declaro bajo pena de perjurio que lo dicho es verdad y correcto”, concluye la declaración de Roberts. EFE