Ecuador. Martes 27 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Historia auténtica de la vida sentimental de Juan Gabriel

En esta foto del 28 de abril del 2016, el cantante y compositor mexicano Juan Gabriel se presenta en la ceremonia de los Premios Billboard de la Música Latina en Coral Gables, Florida. Juan Gabriel murió el domingo 28 de agosto del 2016, informó su oficina de prensa. Tenía 66 años. (AP Foto/Wilfredo Lee, Archivo)

Juan Gabriel, el hombre que conquistó América con la canción “Querida” y que compuso 1.800 canciones antes de morir a los 66 años, de un infarto, en la cúspide de su carrera, tuvo mujer y cinco hijos, aunque su sexualidad siempre estuvo en duda: todos creían que era gay, pero él nunca salió del clóset ni habló del tema. Lo más cerca que estuvo fue cuando el periodista Fernando del Rincón se lo preguntó abiertamente y él respondió: “Lo que se ve no se pregunta, mijo”.

Publicidad

Alberto Aguilera Valdez, nacido en un pequeño pueblo de Michoacán, creó un personaje que se ha convertido en leyenda. Cuando Juan Gabriel comenzó a tener éxito, a principio de los ochenta, se convirtió en objetivo de la prensa. Revistas y periódicos publicaban fotografías de sus presuntos amantes. Su llegada a Ciudad de México en 1967, cuando tenía 17 años, lo liberó y pudo alejarse de los prejuicios provincianos que había sufrido en Michoacán y Ciudad Juárez, la región fronteriza donde pasó su adolescencia. En la capital, conoció a Anathan Briss, que fue su pareja y su publicista al inicio de su carrera.

Juan Gabriel nunca pudo sacudirse los convencionalismos de la sociedad mexicana. Tuvo varios impulsos para casarse y formar una familia. La cantante de música ranchera Aída Cuevas ha contado que Alberto Aguilera le propuso matrimonio en tres ocasiones para ayudarla a ella y a su hijo en momentos difíciles. “Era un hombre muy protector, siento que me veía más bien como hija”, señaló la artista.

Cuando tenía 32 años probó suerte y adoptó a quien sería su primer hijo, Alberto Aguilera II. Seis años después, blindado por la solvencia económica que le brindó el tema Querida (1984) con el que vendió 16 millones de discos, se mudó con Laura Salas, una de sus amigas más antiguas. En 1988, la pareja adoptó un hijo más, Iván Gabriel, que hoy tiene 28 años, ahijado de Isabel Pantoja, y quien llevó varios asuntos laborales de su padre en años recientes. A esta le sucedieron tres más: Joan Gabriel, en 1989, diseñador gráfico; Hans Gabriel, en 1990, músico, y Jean Gabriel, en 1991, hoy estudiante de cine.

Fuera o no en verdad el padre biológico, lo cierto es que oficialmente consta su paternidad en el Registro Civil.

La primera estrella que estrenó sus composiciones fue Lola Beltrán. Pero sin duda fue Rocío Dúrcal quien más melodías dio a conocer del mexicano. El “tándem” Rocío-Juan Gabriel fue un “boom” discográfico, un negocio para ambos, para las editoras, para el mundo del espectáculo. Mas un día esa unión artística se rompió y cada uno se fue por su lado. ¿La culpa? Tal vez un malentendido, pero entonces se dijo que Juan Gabriel, coqueteaba con Junior, el marido de Rocío, con miradas, con insinuaciones… Y ella se cansó de aquella situación, aunque Junior siempre negara que hubiera aceptado irse a la cama como al parecer quería Juan Gabriel. Un amante de éste, su abogado Joaquín Muñoz, contaría en su libro “Juan Gabriel y yo” que la ruptura musical entre el mexicano y Rocío fue debida “a una presunta infidelidad entre el divo y el esposo de la Dúrcal”. Cuando esa publicación salió a la calle Juan Gabriel demandó por injurias a su antiguo novio.

 

Publicidad