Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Manifestantes toman base de la guardia presidencial en Yemen

Miles de manifestantes armados con palos y respaldados por militares desertores tomaron este lunes una base de la Guardia Presidencial en la capital yemení, mientras estallaban combates en gran parte de Saná. La cifra de muertos por la peor ola de violencia en varios meses se elevó a casi 50 en dos días de enfrentamientos.


Publicidad

Los manifestantes, acompañados por soldados de la rebelde Primera División Blindada, irrumpieron en la base sin disparar una sola vez y se apoderaron de un gran número de armas, según testigos y funcionarios de seguridad.

La fuerza antigubernamental usó sacos de arena para erigir barricadas en su avance, proporcionándole a sus tropas aliadas un refugio en caso de que fueran atacados desde el interior de la base.

Las tropas de la Guardia Republicana no dispararon contra los manifestantes y al final prefirieron huir, dejando sus armas atrás. La fuerza de elite era dirigida por un hijo del presidente Alí Abdalá Salé, Ahmed, en el sur de la ciudad.

Fuerzas leales al régimen de Yemen —entre ellos francotiradores que dispararon desde azoteas contra manifestantes— mataron el lunes a por lo menos 23 personas en el segundo día de enfrentamientos que sacuden a la capital, dijeron médicos y autoridades de seguridad.

Los dos días de enfrentamientos, en los que han perecido casi 50 personas, constituyeron el brote de violencia más grave en los últimos meses, a medida que se intensifica la frustración en las calles por la renuencia del presidente a dimitir después de 33 años en el poder.

Las autoridades dijeron que 20 de las 23 personas que murieron el lunes quedaron en la calle Hayel, en el centro de Saná. Entre las víctimas fatales se encontraban un niño y al menos tres soldados que desertaron y se unieron a los manifestantes.

Otras dos personas perecieron en la capital debido a obuses de mortero que al parecer dispararon las fuerzas leales al régimen, dijeron las autoridades que solicitaron el anonimato debido a que no estaban autorizadas a dar información.

Decenas de miles de personas exigieron el domingo la renuncia de Salé durante una manifestación en Saná. Francotiradores reales al régimen mataron a por lo menos 26 de los manifestantes.

Además de los muertos, numerosas personas heridas de bala fueron llevadas a hospitales en Saná, según Mohammed al-Maqtari, médico de un hospital de campo que instalaron lo manifestantes. Los heridos incluyeron soldados de la primera División Blindada, que, junto con su comandante, se sumaron a los manifestantes hace más de seis meses.

Los testigos dijeron que los soldados participaron en escaramuzas con efectivos de la Guardia Presidencial.

En la ciudad de Taiz, en el sur, al menos un manifestante fue muerto y 15 resultaron heridos en los enfrentamientos del lunes entre los inconformes antigubernamentales y las fuerzas de seguridad, según testigos. AP