Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

FARC insisten en canje de rehenes

BOGOTA (AP) — El jefe de las FARC, Timoleón Jiménez o Timochenko, ratificó la demanda de un canje de secuestrados por la excarcelación de guerrilleros y la necesidad de buscar una solución política al conflicto, según un comunicado conocido este jueves.


Publicidad

“Cualquier acuerdo humanitario (o canje) puede abrir las puertas a un diálogo por la paz en Colombia”, dijo el jefe rebelde en un comunicado divulgado en la jornada en la página de internet de la guerrilla.

“Retoma total urgencia la expresión general del clamor por la paz y la solución política, para frenar en seco la peligrosa irritación de quienes chillan por la guerra total”, añadió Jiménez, cuyo verdadero nombre es Rodrigo Londoño Echeverry, de 52 años.

Mientras el comandante de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reiteraba su demanda, la víspera el presidente Juan Manuel Santos ratificó su negativa a ese canje y sostuvo que la guerrilla debía liberar a todos los secuestrados de forma unilateral y entonces podría explorarse un posible diálogo de paz.

Santos dijo también que a menos que los rebeldes dieran muestras concretas de querer la paz, como liberar a los secuestrados y cesar esa practica, las autoridades no detendrían su combate a la insurgencia.

El jefe rebelde dijo que su pronunciamiento era en respuesta a marchas realizadas en el país el 6 de diciembre en contra del secuestro y exigiendo la liberación de todos los retenidos, incluyendo una docena de uniformados que lleva más de una década en cautiverio. Algunos parientes de esos cautivos gritaron consignas en favor de una negociación, pero la mayoría protestó contra los rebeldes.

“Me siento política y moralmente impelido a decir algo a quienes marcharon el día 6 de diciembre y a quienes no lo hicieron…Porque está visto que el más intenso y palpitante anhelo de los colombianos es la paz, mientras que de la boca de Santos no brotan más que amenazas de profundizar la guerra”, dijo Jiménez.

“Nos conmueven las consignas de los marchantes que salen a la calle a exigir el intercambio humanitario, la solución política, el inicio cuanto antes de las conversaciones”, dijo el comandante rebelde, sin hacer referencia a las protestas contra las guerrillas.

Hasta ahora no se conocen gestiones concretas para acercar a las partes, mientras recientes encuestas muestran la polarización de los colombianos, con la mitad aproximadamente siendo proclive a un diálogo y la otra mitad a combatirlos militarmente.

Las FARC surgieron en 1964 y se estima que cuentan con unos 8.000 a 9.000 miembros en la actualidad.