Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente Asamblea General ONU advierte división Consejo causará más muertes

El presidente de la Asamblea General de la ONU, el catarí Nasir Abdulaziz Al Naser, advirtió hoy de que la división del Consejo de Seguridad a la hora de adoptar una resolución sobre la crisis en Siria, “hará más difícil la situación, con más sirios muriendo cada día”.


Publicidad

Al Naser expresó su “preocupación por la incapacidad” del Consejo de Seguridad para adoptar una resolución sobre Siria, que era respaldada por la Liga Árabe y contó con la aprobación de 13 miembros de ese órgano, con excepción de Rusia y China, que buscaba poner fin al derramamiento de sangre y a la violencia en ese país árabe.

Los representantes de Moscú y Pekín en el máximo órgano de seguridad internacional vetaron hoy esa resolución, que pedía el fin de la violencia por el régimen de Damasco y que previamente fue aligerada para lograr, sin éxito, el respaldo de esos países que no querían mención alguna a la salida del presidente Bachar Al Asad, a la prohibición del comercio de armas o a posibles sanciones.

“Cuanto más tiempo esté el Consejo dividido y tarde en adoptar una posición de consenso sobre lo que ocurre en Siria, más se complicará la situación y más sirios serán asesinados cada día”, señaló el diplomático catarí.

Reiteró de nuevo “los urgentes llamamientos de Naciones Unidas, la Liga Arabe y la comunidad internacional a las autoridades sirias para que pongan fin inmediato a esos asesinatos y a las violaciones de los derechos humanos”.

La violenta represión que desde hace once meses ejerce el régimen dictatorial de Al Asad contra manifestantes y opositores ha costado la vida a unas 6.000 personas, según indicó hoy el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant.

A mediados de enero, según datos de la ONU, en Siria habían muerto unas 5.400 personas y desde entonces cada día se ha ido incrementando el número de víctimas, como ocurrió el viernes cuando la intervención de las fuerzas de seguridad de Al Asad causaron al menos 260 muertes en la ciudad de Homs.

El presidente de la Asamblea General señaló que animaba a la Liga Árabe a que “continúe sus esfuerzos e iniciativas destinadas a lograr una resolución pacífica de la situación”.

Igualmente instó a las autoridades sirias a cooperar plenamente con la Liga y con la comunidad internacional, además de pedirle al gobernante sirio que “escuche las voces y las aspiraciones de su pueblo”.

Al Naser también pidió “a los miembros del Consejo de Seguridad a que sigan trabajando de cara a lograr una posición común que permita en Siria una paz duradera, estabilidad y democracia”. EFE