Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Frustran posible atentado contra consulado de México en Minnesota

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) frustró un posible atentado contra el consulado de México en la ciudad de St. Paul, Minnesota, ingeniado por un hombre sospechoso de pertenecer a un grupo de supremacistas blancos.


Publicidad

Medios de prensa de ese estado, vecino a Illinois, publican este viernes detalles de una declaración jurada presentada por el FBI en la corte federal de Minneapolis con detalles de los planes de Joseph Benjamin Thomas, de 42 años, interceptados por un agente encubierto.

Según el documento, Thomas supuestamente le dijo al agente que quería robar una camioneta, cargarla con barriles de petróleo y gas, y estrellarla contra el consulado el primero de mayo, día en que habitualmente se realizan actos proinmigrantes.

El combustible iba a ser encendido con una bengala para provocar un gran incendio en el edificio, se agrega.

Thomas, que además planearía colocar explosivos falsos a lo largo del recorrido del desfile del Primero de Mayo en las Twin Cities (como es conocida el área metropolitana formada por St. Paul y Minneapolis), le habría revelado al agente que disponía de fórmulas con instrucciones para producir napalm, dice el documento.

Los investigadores informaron que el supuesto atentado fue suspendido por Thomas por razones personales, pero igualmente lo detuvieron en abril junto a otra persona identificada como Samuel James Johnson, de 31 años.

Los dos estarían planificando la creación de un grupo supremacista que se llamaría Movimiento de Liberación Aria, con una rama militar que se encargaría de cometer actos violentos.

En el documento, el FBI informa que Thomas era seguido desde 2010, como parte de una investigación de posible terrorismo doméstico. En diciembre pasado, los agentes sospecharon cuando lo vieron vigilando el consulado mexicano.

Además del complot para cometer el supuesto atentado, Thomas también registraba las licencias de automóviles que tenían calcomanías con el nombre del presidente Barack Obama, y a un asociado le pidió que consiguiera la lista de clientes de una librería que consideraba de tendencia izquierdista.

Kyle Loven, vocero del FBI, dijo a periodistas que Thomas fue considerado “una amenaza” y una persona “capaz de concretar su amenaza”. Sin embargo, no fue acusado de terrorismo, sino que en abril fue encarcelado por cuatro cargos de posesión y venta de metanfetaminas.

Ana Luisa Fajer, cónsul mexicana en St. Paul, dijo a periodistas que su oficina fue informada “en tiempo y forma” del supuesto complot, y que el consulado reforzó sus medidas de seguridad porque “consideramos muy graves estas amenazas”. EFE